Julio Romano Castro: ciudadano insigne de Huanuni

Aporte para el Libro de Oro de Huanuni

 

Julio Romano Castro, un insigne huanuneño

  Por Miguel Zubieta Miranda
 

1.- Niñez y juventud de Julio Romano Castro.-

Julio Romano Castro fue un destacado parlamentario natural de Huanuni que nació el 1º de Octubre de 1915 según detalla la copia legalizada de desmovilizacion de la Guerra del Chaco. Sus padres fueron don Narciso Romano Rocha y  Doña Rita Castro  Gonzáles. (1)

Su nacimiento se produce justamente en los años en que se construían las fortunas mineras alrededor del estaño, mineral que desde principios del Siglo XX se convertía en el sustituto de la plata como principal generador de la economía nacional. Los oligarcas de la plata que en el siglo anterior habían dominado al país, sometiéndole a una oprobiosa dependencia en alianza con empresarios extranjeros mineros, migraban capitales y su incipiente tecnología hacia el mineral del estaño, cuyos precios eran más rentables para la explotación minera, principal actividad de enriquecimiento heredado por la ambición y codicia colonial (2). En estas circunstancias Patiño, el decidido y ambicioso industrial minero boliviano construía su imperio adjudicándose con perspicacia e instinto los mejores yacimientos de esta zona minera. Apenas tres años antes del nacimiento de Julio Romano, Simón I. Patiño había adquirido los yacimientos de parte de Penny y Duncan y de la Compañía Minera de Huanuni “El Balcón” de Eduardo Harrisón y Cía., aprovechando litigios y amenazas constantes de avasallamiento que eran constantes por esos tiempos dada la importancia febril del mineral (3). Por entonces la mina La Salvadora, en Llallagua había proporcionado a Patiño fama y dinero extendiendo su poder a otras actividades, tanto en el país como en el exterior. No sospechaba que los yacimientos de Huanuni que adquiría al precio de dos millones doscientos cincuenta mil dólares eran los más grandes de América, siendo hasta el presente el sustento de la región y del país (4).

El padre de Julio Romano como muchos emprendedores mineros de la época, trabajaba de contratista de uno de los dueños de las minas en Huanuni que, según los estudiosos mineros Antonio Mitre (5) y W. Jaime Molins (6), las repartían entre varios contratistas que “pallaban” el mineral que se hallaba a flor de tierra suspendiendo al contratista según conveniencia del dueño.

Los años de niñez y juventud de Romano Castro transcurrieron en medio de grandes confrontaciones y transformaciones del nuevo siglo, producto de la consolidación de una oligarquía minera y feudal y de dolorosas derrotas y cercenamientos territoriales en la Guerra del Pacífico y del Acre, desenlaces en los que tuvieron gran responsabilidad los mineros de la plata (7), (8) que habían hecho del Palacio de Gobierno su principal oficina y centro de operaciones empresariales (9), (10).

2.- Acontecimientos importantes de la época.-

A Romano le tocó vivir la caída temporal y aparente del liberalismo y la ascensión del republicanismo, que igualmente respetó el fundamento económico liberal con una máscara inicial antipatiñista que posteriormente se convirtió en un servilismo a los tres barones (11). Sin embargo,  a partir de 1920 con Bautista Saavedra, llueven las promesas demagógicas que la fuerte presión social, especialmente la movilización de los sectores obreros, hizo cumplir en gran medida (12). Eran tiempos de estructuración y organización de los trabajadores, campesinos y estudiantes cuyos sindicatos y federaciones brotaban a lo largo y ancho de la patria. Por otra  parte ese ascenso de las masas trabajadores que pugnaban por organizarse tanto en lo político como en lo sindical origina la formación de agrupaciones de contenido marxista y socialista que inyectan una sed de conocimientos  sobre los cambios producidos en Europa y el mundo, con la primera Guerra Mundial, la victoria de los obreros en Rusia en 1917, los acontecimientos de la revolución mejicana y otros (13).

En Bolivia, movilizaciones sociales y el activismo sindical y político de diferentes sectores sacudían las estructuras de la oligarquía desde inicio de siglo con la revolución federal, el oportunismo de Pando y la rebelión de las fuerzas indígenas de Zárate Villca (14). Por otra parte, las demandas de reivindicaciones sociales y sindicales crecían día a día. La lucha general por las ocho horas de trabajo había obtenido un rotundo y gran triunfo gracias a los trabajadores mineros de Huanuni que se movilizaron a pie desde Huanuni hasta Oruro para lograr ese avance histórico de la clase obrera boliviana (15). La huelga y movilización duró del 13 al 17 de Noviembre de 1919, según Agustín Barcelli S. y hasta el 4 de diciembre según registra la prensa de entonces (La Nación y el Diario). Lo trascendental del movimiento era que la Directiva sindical, aún no reconocida legalmente y encabezada por Manuel Paredes Abecia, José Estévez, Fermín Gómez, Vladimir Soria Galvarro y Macario Lema, habían logrado la división de la jornada de trabajo en tres puntas de ocho horas, la revisión proporcional de salarios, la indemnización por accidentes de trabajo y otros que recién se insertarían en 1924 como parte de la legislación laboral (16, (17).

La masacre minera de 1923 en Uncía, los levantamientos campesinos de Pacajes (1914), Achacachi (1924), Jesús de Machaca (1921), Chayanta  (1927) y la rica experiencia de la escuela de Warisata iniciada en 1931 enriquecieron la experiencia y el grado de combatividad de los trabajadores y el pueblo. La depresión y crisis capitalista de 1929 así como la disputa de los países industrializados por asegurarse el dominio del mercado y del mundo hacían presagiar la futura confrontación sangrienta de la segunda guerra mundial.

3.- Su participación en la Guerra del Chaco.-

La Guerra del Chaco, cuyos orígenes tan similares a las guerras que había librado el país con resultados nefastos  encontró a Julio Romano Castro en la plenitud de su juventud. Se incorpora a la zona de operaciones el 1 de Noviembre de 1933 con el Regimiento Florida. Es uno de los momentos más cruciales de la guerra, participando  en acciones heroicas como Alihuatá, Km. 31, Km 22 y Campo Vía habiendo sido hecho prisionero en Puesto Sosa el 17 de diciembre de 1933 y repatriado en Mayo de 1936, después de dos años y medio de cautiverio y de trabajos forzados en las canteras paraguayas. En mérito a su actuación recibió el Orden de Mérito Militar y Medalla de Guerra (18).

Sin duda la guerra marca profundamente sus huellas en el carácter y decisión de Romano al igual que a miles de frustrados jóvenes que sacrificaban sus vidas en las resecas arenas chaqueñas mientras políticos y militares, sirvientes por igual de la rosca minero feudal, conspiraban con cuartelazos dentro y fuera de la zona de guerra (19).

Los sucesos posteriores que instalaron en palacio a Toro y Busch fueron producto de  esa frustración convertida en furia popular, inaugurando el llamado Socialismo militar ilusionando a las masas, asustando temporalmente a la oligarquía y permitiendo su reacción y sus trajines organizando la contrarrevolución que se da a partir de Quintanilla y consolidada por Peñaranda, verdadero monigote de la rosca y el imperialismo. (20)

4.- Postulación de Romano en las elecciones generales de 1940.-

Julio Romano Castro, al calor de esa temperatura, conocedor de la sobreexplotación minera (21) y con todo el derecho de un combatiente fogueado en el Chaco decide postularse como diputado por Huanuni, abrazando las banderas socialistas en una de las varias organizaciones que con ese nombre pugnaban copar organizaciones sindicales, cívicas, políticas y, lógicamente el parlamento. La cobertura de la prensa, en su mayoría de la rosca minera (22), es mínima hacia los candidatos como Romano que no está alineado con el oficialismo ni con partidos que representaban intereses patronales mineros. Apenas El Diario (13.03.1940), muy de pasada refiere que Romano es socialista independiente. Lo cierto es que en esos tiempos todos presumían de socialistas. Para la anécdota es el extraño editorial del matutino orureño La Patria, defensor de los intereses de la gran minería, un día antes de la elecciones de 1940 con este título digno de comedia: “Somos socialistas” (09.03.1940). Un día después, sin ocultar su apoyo a Peñaranda pero con el propósito de captar votos, haciendo creer que este candidato mantenía los principios del socialismo militar de Toro y Busch, el periódico orureño, en primera plana y en letras de gala expresa: “Gloria a Busch”, “Dictador de Bolivia y Apóstol de la nueva ideología”, expresiones que hoy significarían un verdadero sacrilegio, de acuerdo a su línea neoliberal democratista.

Romano ante sorpresa, mas de extraños que de propios, triunfa con gran diferencia ante el segundo, José de la A. Escóbar que resultó suplente en la diputación. La diferencia es todavía mucho más amplia ante Manuel Barrau, por quien expresa La Patria: “Un candidato joven se impone en Huanuni, Manuel Barrau” (27.02.1940). Norah Medrano de Moncada, antigua luchadora junto a las amas de casa mineras y sobrina de Romano Castro refiere que la campaña fue realizada por la familia y amistades del distrito que por entonces contaba con 10.000 habitantes con Cataricagua y otras poblaciones aledañas. La popularidad de Romano se debía a su juventud, entusiasmo de trabajo y su identificación con el proletariado minero. En el clásico texto de la “Historia del Movimiento Obrero boliviano” de G. Lora se conoce del intento de participación de Romano en el llamado Primer Congreso Nacional de Trabajadores de la Industria Minera auspiciado por la Federación Obrera Sindical de Oruro el 8 de Agosto de 1939. Romano fue observado por no ser obrero (23). El evento tampoco prosperó y se tuvo que esperar hasta 1944, año en que se funda definitivamente la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia en Huanuni.

Julio Romano Castro estuvo en el Parlamento desde Abril de 1940 hasta el 27 de Noviembre de 1941 (24). Es de destacar que el Parlamento de 1940 se reinstala después de 5 años de receso y termina su gestión precisamente un día después de  promulgada la Ley de Creación de la Provincia Pantaleón Dalence el 26 de Noviembre de 1941. Como se ve el tiempo de su estadía parlamentaria –menos de dos años- fue corta pero muy ajetreada como veremos posteriormente. El Parlamento de 1940 contaba con la participación de grandes políticos y oradores de partidos tradicionales así como de partidos nacionalistas y socialistas que acudieron en gran número a esa gestión parlamentaria. “El Parlamento de los años cuarenta fue el más radical y libre de la historia boliviana hasta aquel momento” (25). La gran oratoria demagógica desplegada por los parlamentarios de esa gestión determinó en el joven diputado  Romano a ser muy poco de discursos y más bien prolífico en propuestas legislativas, la mayoría de ellas en contra de los intereses económicos de la gran minería. Muy pronto la prensa tradicional acusaba de demasiada verborrea discursiva al reciente parlamento elegido. La Patria en su edición de18 de Agosto de 1940 empleaba ya otro lenguaje contra el discurso de los parlamentarios muchos de ellos socialistas: “¿Cuánto paga el país por esos torneos de oratoria en las cámaras?”.

Aunque Peñaranda ganó en las elecciones de 1940 tuvo en José Antonio Arce, Jefe del recién fundado PIR un rival inesperado que sorprendió en Oruro y en varias minas pero no en Huanuni. Este partido, fiel a los dictados de Moscú, apoyó abiertamente a los EE.UU. al incorporarse a la segunda guerra mundial a finales de 1941. Por ende se convirtió en un fiel sirviente y aliado de Peñaranda que gradualmente mostró su verdadero rostro pro-rosquero y autor de la Masacre de Catavi. Posteriormente el PIR también atacaría a Villarroel en franca alianza con la rosca minero feudal (26).

En Agosto de 1940 el Presidente Peñaranda invitó a Romano para que lo acompañe en viaje a Huanuni y otras minas sabedor de la popularidad y aceptación de Julio Romano en Huanuni y con la finalidad de aplacar los conflictos laborales (La Patria, 20.08.1940). Dos meses después, los 2500 mineros de Huanuni “que no estaban organizados legalmente” según La Razón (19.10.1940), inician un conflicto de proporciones exigiendo respuesta al pliego presentado al Presidente en ocasión de la visita junto a Romano. El Diario (22.10.1940) denunciaba que “agitadores profesionales” estaban comprometidos en la huelga “que estalló por tercera vez en dos meses” (El Diario 24.10.1940).  Romano nuevamente fue a Huanuni con el Inspector General del Ministerio de Trabajo (27). A raíz de estos problemas exigió y demandó la presencia del Ministro de Trabajo en la Cámara de Diputados para que explique sobre las condiciones de trabajo en Huanuni así como la legitimidad de las demandas de sus trabajadores (28). Fue el inicio de una serie de hechos que sentaron la diferencia del diputado con el gobierno y los partidos oficialistas, especialmente el PIR, partido que posteriormente evitaría con saña  la reelección de Julio Romano en los comicios parlamentarios de 1942.

 

5.- Elecciones Parlamentarias de 1942.-

El 3 de Mayo de 1942 hubo elecciones para una nueva gestión parlamentaria. Romano se presentó a la reelección como revolucionario socialista (La Patria, 03.05.1942). Ganó Gabriel Moisés del PIR, que a pesar de ser representante de Huanuni, no se tiene mayores referencias posteriores sobre su labor parlamentaria en beneficio de la población. Por ser militante del PIR, partido que apoyaba abiertamente al gobierno de Peñaranda, fue elegido por éste  para pronunciar un discurso en Huanuni en ocasión de la inauguración de la Provincia (La Razón, 26.07.1942), ignorando la gran labor de Romano en el impulso para la promulgación de la ley de 26 de Noviembre de 1941. Se puede afirmar que Moisés salió elegido en Huanuni merced a irregularidades electorales que no eran extraños en esos tiempos, especialmente para favorecer a los candidatos progubernamentales. La Patria en su edición del 9 de Mayo de 1942 publica un comentario con el título “Moisés salió como salir de un sombrero de prestidigitador”, agrega en el comentario que los resultados fueron producto de un “golpe de mano del que se dieron cuenta” los nueve candidatos restantes  “solo en el momento del escrutinio”. Termina señalando que “con el tiempo se descorrerá el velo del misterio”

Huanuni para 1942 había cobrado una gran importancia no solo por el crecimiento de su población sino más que todo por la combatividad y lucha de sus obreros en defensa de sus derechos y reivindicaciones, los cuales eran desconocidos permanentemente por los propietarios de minas, y particularmente por la administración de Patiño. Ya en 1940 (18 de Agosto) el matutino La Patria de Oruro sentenciaba en un comentario referido a los permanentes conflictos que se vivían lo siguiente: “Huanuni, por ejemplo, es siempre el teatro del descontento…”. La importancia de Huanuni se convirtió a la hora de elecciones en una verdadera cacería de votos con militantes de partidos que se trasladaban a la población con este fin (La Patria, 09.05.1942).

Las irregularidades en las elecciones de Mayo de 1942 fueron varias. El Diario de La Paz hacía notar que tres candidatos que habían participado en las elecciones en Huanuni estaban observados, Gabriel Moisés por su ausencia del país por muchos años no llegando a inscribirse y por lo tanto no tendría la calidad de ciudadano. J. Pastor Echeverría tenía en contra un fallo de la Justicia y Antonio Gonzáles Eguino que no había renunciado al cargo de Superintendente de Minas (La Patria, 19.05.1942 transcribiendo información de El Diario de La Paz). Por otra parte Romano Castro había acusado a otro candidato Humberto Salamanca por delito de libelo infamatorio que el Juez había castigado por un auto de culpa inhabilitando a Salamanca (La Patria, 24.05.1942), Romano igualmente había acudido  a la Corte Suprema demandando a Gabriel Moisés, ganador amañado por el oficialismo.

Gabriel Moisés era desconocido en Huanuni pero conocido por su labor divisionista en la FOL paceña por su arribismo y oportunismo. Fue de conocimiento público el chantaje de Moisés utilizando a la delegación de Oruro para ser nombrado Ministro de Trabajo en reemplazo de Waldo Álvarez en el primer Congreso de la CSTB de Diciembre de 1936 (29).

Romano en cambio destacaba por su actuación a favor de los trabajadores, impulsando disposiciones que afectaban a la gran minería de ese entonces. En todo su derecho y moralmente seguro Julio Romano presentó demanda de nulidad de elecciones contra Moisés ante la Corte Suprema la misma que falló la demanda como “improbada”. (El Diario, 23 de Julio de 1942; La Razón, 26 de Julio de 1942). Como se ve, justamente los días de la inauguración de la Provincia, Romano se encontraba en afanes de conocer los resultados  de su demanda. La juventud e inexperiencia de Romano hizo que confiara en una instancia que, como siempre, estaba dominada políticamente por el oficialismo. Moisés y su partido estaban con Peñaranda y no había vuelta que dar.  Por otra parte, Peñaranda ya había decidido que Moisés le acompañe a Huanuni para el Acto de entrega de la Ley de Creación de la Provincia Pantaleón Dalence que se efectuó el 25 de Julio de 1942. Se cometía una gran injusticia pues esa Ley fue promulgada un día antes de la culminación de la gestión legislativa de 1941 que sería la última de Romano Castro y éste había sido un decidido impulsor de un proyecto que se había dormido en la legislatura desde 1931. El acto preparado el 25 de Julio en Huanuni contaba con la presencia entre otros del embajador de EE.UU. Pierree de Bost. Según La Razón (26.07.1942), en la ceremonia de inauguración habló el diputado Moisés quien afirmó que su  partido PIR “era totalmente antinazi”. También elogió la presencia del embajador norteamericano y al Presidente Peñaranda. No se tiene información sobre algún discurso que haya pronunciado Peñaranda y sólo se refiere a la audiencia a delegaciones obreras. No se nombra al Sindicato de Huanuni. En “El Presidente Colgado” de A. Céspedes, el autor afirma que Peñaranda tenía discursos preparados por sus asesores y que además tenía “una inexpresividad silenciosa y un mutismo inaccesible” (30). Generalmente los discursos los pronunciaba algún ministro a nombre de Peñaranda. En Huanuni los pronunció el Ministro de Gobierno, Bernardo Navajas, propiciador de Estados de Sitio, situación en la que se vivía casi permanentemente.

Todos estos hechos y frustraciones seguramente incidieron para que Romano, un joven pero inexperto en los oscuros vericuetos legales, se decidiera a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Tomás Frías de Potosí, en la cual obtuvo su Título en Agosto de 1947 (31). 

 

6.- Gestión parlamentaria de Julio Romano Castro.-

 

En la gestión parlamentaria que se inicia en Abril de 1940  Julio Romano se desempeña como diputado titular por Huanuni en tanto que como diputado suplente figuraba José de A. Escóbar (32).

 

En el resumido Informe “A mi Pueblo” que presenta Romano Castro así como en publicaciones de prensa y los resúmenes del Redactor de la H. Cámara de Diputados de las gestiones parlamentarias de 1940 y 1941 se puede conocer la actividad del diputado Romano que podemos resumir a continuación. Todos los siguientes proyectos de ley, minutas, etc. fueron presentados por el diputado Julio Romano Castro:

 

-       Proyecto de Ley presentado por Romano con el propósito de “Destinar 8 millones del impuesto fiscal a la sucesión de los esposos Patiño Rodríguez para obras públicas en Huanuni”. En los considerandos del proyecto de ley Romano menciona que las minas de Huanuni “constituyen una de las principales fuentes de la fortuna de Simón I. Patiño”, asimismo menciona que “actualmente (1941) ocupa el segundo lugar en la producción estañífera del país”. El monto sería destinado a construcción de escuelas, construcción de un edificio para la subprefectura, Juzgado de Instrucción, Policía de Seguridad, Correos y Telégrafos. También se destinaría para la construcción de un estadio, obras públicas de urgencia en los “cantones Machacamarca, Morococala, Cataricagua, Negro Pabellón y otros”, Los fondos se utilizarían también en aguas potables y mercados públicos, construcción de puentes y defensivos en el rio Huanuni, teatro y bibliotecas para obreros, alumbrado público y expropiación de la finca de Aguas Calientes para la construcción de un balneario. Como se puede ver el diputado Julio Romano Castro tiene una amplia visión sobre las necesidades de Huanuni y sus habitantes, especialmente trabajadores.

 

-       Petición de informe escrito al Ministerio de Gobierno sobre la supresión de la policía minera en Huanuni y relativo al control ejercitado por la Bolivian Tin and Tungsten y Cia.

 

-       Proyecto de ley de anexión del pueblo de Venta y Media a la Prov. Cercado de Oruro, presentado el 26 de Agosto de 1941, aunque había la Ley de 8 de Octubre de 1906 referido al tema.

 

-       Proyecto de ley para elevar a rango de cantón a la población Ingenio Machacamarca de la provincia Cercado de Oruro con el nombre de Zapcovic Lizárraga. Eduardo Zapcovic Lizárraga, en cuyo homenaje lleva el nombre una principal calle de Huanuni, era diputado por Oruro en la gestión presidencial de Salamanca y falleció en un accidente al visitar Villamontes en Septiembre de 1931.

 

-       “Reposición del proyecto de ley Nº 346 de la legislatura de 1931 relativo a la creación de la Provincia Dalence en el Departamento de Oruro” Se aprueba la dispensación de trámites. El proyecto de ley que crea la Provincia  Dalence se aprueba sin observación en diputados y pasa al senado para su revisión en la sesión de 1º de septiembre de 1941.La Ley de Creación de la Provincia es aprobada en el Congreso el 21 de Noviembre y promulgada por el Gobierno de Peñaranda en fecha 26 de Noviembre de 1941. Romano señala en su informe que era” una de las necesidades más sentidas de la Villa de Huanuni y por ello un gran triunfo para nuestro pueblo”. Esta ley será posteriormente entregada oficialmente en Huanuni el 25 de Julio de 1942 sin su presencia ni la del Sindicato Minero.

 

-       Proyecto de ley presentado el 28 de Agosto de 1941 sobre la ”Prohibición a las empresas mineras de acumular residuos minerales, arenas finísimas, dentro del radio urbano de las capitales de provincia o sección municipal” (Se niega la dispensación de trámites y pasa a comisión de minería ). El proyecto propone una multa de 10.000 Bs. por “cada mes de demora” que se hará efectiva por el Ministerio de Trabajo y destinada a obras de la localidad. El 7 de Febrero del mismo año, Romano presentó una Minuta de Comunicación que fue aprobado para el traslado a lugares alejados de las reservas y residuos de minerales. En carta del Presidente Peñaranda fechado el 3 de Marzo se hace conocer el oficio de “recomendación” a la empresa de Patiño en Huanuni sobre este mismo tema.

 

-       Con dispensación de trámites, se aprueba en sesión de 31 de agosto 1941 el traslado de oficinas del Ministerio de Trabajo al centro de La Paz con apoyo del diputado Félix Mercado e intervención de Romano que justificó el pedido “a fin de facilitar a los elementos de la clase trabajadora”

 

-       Romano presenta proyecto de ley con el diputado Eguino Zaballa para elevar a rango de ley el artículo 5 del decreto de 10 de diciembre de 1936 relativo a la obligación de las empresas de fomentar los deportes cuando tengan más de 100 dependientes. Se aprueba la dispensación de trámites  En la sesión de 3 de septiembre de 1941 con la argumentación de Romano y el apoyo del H. Tapia Bravo, se aprueba los 5 artículos y pasa a revisión del senado. Sin embargo, cuando ya se había aprobado surge la observación del diputado Gardeazabal que preguntó burlón dónde se podría construir canchas en los ingenios ubicados en  los cerros, desfiladeros y quebradas “donde las vizcachas andan con bastón” (Pág. 457 del Relator de la H. Cámara de Diputados). Debido a esta reacción del diputado defensor de los empresarios mineros el Presidente, Rafael de Ugarte que también respondía a esta línea posterga la discusión para la siguiente sesión. Recordemos que Ugarte era cuñado de Salamanca y militante republicano. Ganó en los comicios de 1934 como vicepresidente de Franz Tamayo no pudiendo asumir debido al vergonzoso golpe de estado, llamado  Corralito de Villamontes, encabezado por Peñaranda como reacción a su destitución de Comandante del Ejército por el fracaso en Fortín Ballivián (33).

 

-       En la siguiente sesión el diputado Gardeazabal nuevamente rechaza el proyecto sobre el fomento al deporte en las minas y arguye que se trata de “atacar” a las empresas de la minería pequeña y exige que se diferencie de la gran minería. Romano recuerda que el proyecto es en función del número de trabajadores y tiene como finalidad “de favorecer a miles de trabajadores” El diputado Sosa pide que Romano aclare sobre el término industriales y si eso no significa a involucrar a  empresas de ganadería y agrícolas y solicita que se suprima la palabra industriales. El H. Tapia Romero apoya a Romano y explica que las minas de Gardeazabal y las haciendas ganaderas de Sosa no serán afectadas. Pide la lectura del decreto de 10 de diciembre de 1936 dictado por David Toro fomentando la actividad física. Eguino Zaballa (secretario) lee el decreto y luego solicita que se apoye el proyecto para “fomentar la cultura física” porque en muchos centros mineros “se pueden ver cuadros pavorosos de obreros destruidos por la tuberculosis” e incluso “en mi distrito (Corocoro) existe una empresa que explota 800 quintales diarios de cobre”. Gardeazabal nuevamente con sorna rechaza el proyecto señalando:”los campos de deporte se han de convertir más bien en cementerios”. Eguino reitera su pedido y Gardeazabal reclama porque a los industriales mineros se les impone “toda clase de gabelas e impuestos”. Plantea que “mejor sería, en todo caso, que se presente un proyecto de ley clausurando las empresas que se dedican a la minería”. Finalmente solicita que se envíe a la comisión y se “piense serenamente” sobre estos aspectos. También el diputado Sosa solicita que se pase a la comisión porque “los industriales pequeños tendrían que hacer enormes erogaciones para establecer campos deporticos” y añade “En Santa Cruz no nos causaría mayor molestia ceder unos 6400 metros cuadrados de terreno……..Yo podría regalar una extensión así ....para que vayan a construir en Santa Cruz uno de esos campos deportivos”. El diputado Tapia rechaza las afirmaciones de Gardeazabal, Sosa y “otros diputados”. El diputado Ortiz apoya a Gardeazabal para que el proyecto pase a la comisión respectiva. Igualmente pregunta dónde se construirían los campos deportivos no habiendo espacio suficiente por las condiciones topográficas de las minas. Además, señala, ”en muchas de estas compañías mineras trabajan desgraciadamente mujeres y niños indígenas. Entonces serían solamente unos 30 o 40 individuos los que se beneficiarían con estos stadiums”. El diputado Urquidi igualmente plantea que el proyecto pase a la comisión “a fin que estudien”. Señala entre otras cosas que “el proyecto es loable en el fondo, pero defectuosísimo en la forma. …. Con demasiada precipitación y atolondramiento se quiere aprobar sin estudio meditado, leyes de importancia.”  Finalmente el Presidente revisando la decisión anterior hace votar para que el proyecto pase a la Comisión de Instrucción, Minería y de Industria. Romano plantea el voto nominal. El Presidente rechaza la proposición y hace votar anunciando que ganó la posición para que el Proyecto se presente a la comisión. El diputado Siñani solicita informe del número de votantes. El Presidente señala que por el aplazamiento votaron 35 y 16 en contra. Siñani señala que no hay quórum. El Presidente comprueba el voto y existen 46 votos por el aplazamiento y 16 en contra. En esta relación se demuestra que la posición de Romano contaba con muy poco apoyo de representantes que incluso se decían representantes de los trabajadores. Era más el miedo de afectar los intereses mineros. En esta sesión se encontraban Paz Estenssoro, Marof y otros que no dijeron nada al respecto. Asimismo se puede apreciar la composición de un parlamento en el que la minería tenía representación reacia a cualquier proyecto a favor de los trabajadores mineros.

 

-       Proyecto de ley presentado el 4 de Septiembre para la “Construcción de viviendas obreras con el confort necesario, por parte de empresas mineras”, proyecto que  pasa a la Comisión de Minería y Reformas Sociales.  Romano justifica su proyecto señalando que los “trabajadores de las minas sometidos a duras faenas constituyen los representantes natos de la clase proletaria”. Asimismo en los considerandos de la ley señala que “los exiguos salarios que perciben no alcanzan a cubrir sus más premiosas necesidades como ocurre en las minas de Huanuni”. El proyecto contemplaba dotación de viviendas con servicios higiénicos, luz eléctrica, ventilación al igual que los empleados “no pudiendo existir privilegios para unos y otros puesto que ambos concurren como factores de producción” El proyecto planteaba el pago de alquileres en las minas mientras se les proporcione viviendas. Por otra parte estipulaba sanciones de 50.000 a 100.000 Bs. al incumplimiento de la disposición. (Informe “A mi Pueblo” Pág. 31). El proyecto con seguridad tendría una dura resistencia de la mayoría congresal.

 

-       Proyecto de ley presentado por Romano, Eguino Zaballa y otros sobre la “obligatoriedad de las empresas mineras de fomentar las prácticas deportivas entre sus trabajadores”. Pasa a la Comisión de Minería, Educación e Industria.

 

-       Petición de informe escrito al Ministro de Trabajo sobre el incumplimiento del Decreto Supremo de 4 de agosto de 1940, relativo a “edificaciones obreras” por la Empresa Minera Bolivian Tin and Tungsten y Cia. y alternabilidad  “periódica y simultánea “de los jefes distritales de trabajo.

 

-       Proyecto de ley solicitando “categoría de ley para el DS de 11 de agosto de 1937, relativo a precios de artículos de primera necesidad en pulperías de minas” (además hace extensivo a las minas la venta de artículos de primera necesidad con la rebaja del 30% en las pulperías de las minas) Solicita dispensación de trámites para el proyecto. Una vez que el presidente somete al voto la dispensación de trámites y es ”negada”, el diputado. Eguino Zaballa pide comprobación del voto y se aprueba la dispensación de trámites. Esta práctica empleada por el Presidente de la Cámara de diputados, Rafael de Ugarte es frecuente cuando se trata de proyectos que afectan al empresariado minero. Por lo general niega y rechaza las propuestas que van a favor de los trabajadores y son necesarias las solicitudes de comprobación de voto donde se da resultados diferentes.

 

-       Proyecto de ley presentado el 10 de Septiembre de 1941 junto a los diputados Araoz Campero, Mercado F., Paz Estenssoro y Gómez sobre “Casos para el retiro de fondos provenientes del ahorro obrero obligatorio”. Este proyecto posteriormente se debate en fecha 29 de Septiembre, se aprueba en grande  y la revisión en detalle se posterga. En fecha 10 de Octubre Romano reclama la continuación del debate. Finalmente se promulga como Ley de 25 de Noviembre de 1941. La promulgación  era objetivo de Romano y señalaba: “como prometí a mis electores, conseguí obtener esta ley, rompiendo de esta manera una muralla infranqueable de disposiciones arcaicas de las que se valía la Caja de Seguro y Ahorro Obrero para obstaculizar la devolución de dichos fondos, de suerte que el obrero aun siendo despedido debía esperar seis meses y generalmente muchos dejaban por tener que trasladarse a trabajar a otros lugares, además sus herederos debían llenar para recoger sumas insignificantes un sinnúmero de exigencias como declaratoria de herederos, trámite costoso para la mayoría de ellos” (Informe “A mi Pueblo” Pág.3).

 

-       Minuta de Comunicación de Romano pidiendo “explotación directa por el estado de la Lotería Nacional de Beneficencia y Salubridad”  Se aprobó la dispensación de trámites.

 

-       En el caso de cesión de terrenos fiscales a la Federación de Ferroviarios de Oruro en la Velasco Galvarro y Montesinos, Romano intervino para señalar que el local debería ser para la construcción de un colegio.  En vista de que existía una confusión y larga discusión sobre la dirección de dicho inmueble, Romano sugiere la construcción del Colegio. La confusión era con la esquina de la Calle Pagador y Montesinos en la que actualmente se encuentra el Colegio Juan Misael Saracho.  

 

-       Proyecto de ley de “desayuno escolar en establecimientos sostenidos por empresas mineras agrícolas e industriales en las mismas condiciones que las escuelas populares urbanas”, de acuerdo al Decreto Supremo de 19 de agosto de 1936. El 14 de Octubre pasa a la Cámara de Senadores donde se debate y el Presidente Rafael de Ugarte hace votar la consideración en grande que es negado inicialmente pero a petición de la comprobación de voto solicitada por Romano se aprueba. Igualmente cuando se vota en revisión el proyecto es negado pero a solicitud de comprobación de voto es aprobado. Aquí se ve nuevamente las maniobras de los diputados defensores de la gran minería.

 

-       Petición de informe escrito al Ministro de Educación sobre el “control de ese ministerio en la provisión de profesores para las escuelas de de empresas mineras”

 

-       El 12 de septiembre presentó el proyecto de ley sobre las “sumas con las que se indemnizará los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales”. Este proyecto de ley fue aprobado en grande en la Cámara de Diputados

 

-       Proyecto de ley sobre la “partida de Bs. 2.000.000 para la construcción de una casa cuna en Oruro e impuesto de un centavo por cada kilo de carga  importada por la aduana de Oruro” Este proyecto pasa a la Comisión de Hacienda.

 

-       El 16 de Septiembre de 1941 presenta un proyecto de ley (repuesto) de “Autorizacion al ejecutivo para contratar un empréstito  hasta 2.000000 destinado a obras publicas de Huanuni”. Pasa a la Comisión de Hacienda.

 

-       Proyecto de ley presentado el 18 de Septiembre para el “establecimiento desde 1942 en empresas mineras de cursos en tres grados: alfabetización, complementación y perfeccionamiento de obreros”. La solicitud de dispensación de trámites es negada y pasa a la Comisión de Instrucción. El proyecto contemplaba la creación de establecimientos escolares nocturnos en las escuelas de las empresas mineras con el mismo plantel docente diurno para los obreros y trabajadores.

 

-       Petición de informe escrito sobre la “suma de la participación de lotería nacional para el Departamento de Oruro”

 

-       El 19 de Septiembre de 1941 presenta proyecto de ley sobre la “Partida presupuestaria para la instalación de aguas potables en Huanuni. Posteriormente este proyecto será promulgado como Ley destinando “100.000 Bs. para la instalación de aguas potables en Huanuni, “imputables al servicio de Obras Públicas en el Presupuesto Nacional de 1942”

 

-       Petición de informe escrito al Ministro de Gobierno sobre venta de terrenos municipales de la Villa Huanuni con infracción del art. 58 de la CPE.

 

-       El 23 de Septiembre de 1941 presenta el  Proyecto de ley estableciendo que “Las semitas ingresadas al país como agricultores deberán obligatoriamente dedicarse a faenas agrícolas y los profesionales técnicos, etc. exhibirán sus títulos” Pasa a la Comisión de Inmigración. Aunque no expresa tácitamente un antijudaismo que es el término más apropiado que antisemitismo, Romano se pronuncia sobre el control del ingreso de personas provenientes de la cultura y lengua semita en el que también se encuentran junto a los hebreos, los árabes. La guerra mundial que se desarrollaba entonces obligó a los judíos principalmente a refugiarse en diferentes países por la fobia nazi hacia los judíos.

 

-       En un proyecto de resolución de 23 de Septiembre, Romano protesta y propone que “Todos los asuntos deben ser tratados por su estricto orden cronológico”. Es aprobado.

 

-       Proyecto de ley presentado junto a Félix Eguino Zaballa solicitando elevar a rango de ley al Decreto Supremo de 11 de Agosto de 1937 relativo a la fijación de precios de artículos de primera necesidad en las pulperías de empresas ferroviaria haciéndose extensivo sus beneficios a los obreros y empleados de las empresas mineras. Como en otras ocasiones el proyecto despierta oposición rabiosa de muchos diputados como el propio Presidente Ugarte, los diputados Canelas, Portillo, Andrade, Levy, Pinto Escalier, Muñoz, Urquidi. Todos estos diputados refutaron y se opusieron al proyecto que defendió solitaria pero vigorosamente Romano explicando que los “ferroviarios compran artículos menos el 30% de su valor de costo” y algunas empresas mineras también benefician con ese mismo porcentajes a sus trabajadores y simplemente el proyecto “tiene por objeto generalizar este tratamiento”. Romano es acusado de haber presentado el proyecto sólo para granjearse la simpatía “con las clases obreras”. Canelas, prepotente y fiel servidor de la rosca calificó de absurdo el proyecto y de atolondrado a Romano al mismo tiempo que sugiere enviarlo a la Comisión “en vez de enviarlo al canasto” porque la “discusión se prolonga demasiado”. Finalmente se decide enviarlo a la Comisión de Hacienda e Industria. El soberbio diputado Demetrio Canelas, fundador de varios periódicos nacionales y autor de varias obras, no olvidó sus raíces liberales para minimizar y tratar de ridiculizar el proyecto de Romano. Canelas y Ugarte olvidaron en poco tiempo la humillación a las que les sometió Peñaranda en el tristemente famoso Corralito de Villamontes que derrocó a Salamanca (34). El Decreto promulgado el 11 de Agosto de 1937 es parte de las disposiciones favorables a los trabajadores que estableció Germán Busch durante su corto mandato. Seguramente fue este hecho el que motivó la reacción furibunda de Canelas que combatía a los gobiernos progresistas y que posteriormente sería un declarado opositor de Villarroel y del Gobierno de Paz Estenssoro que destruyó en 1953 su diario Los Tiempos de Cochabamba (35). Aquí se ve que en realidad lo que le interesaba a Canelas era defender al superestado minero.

 

-       Minuta de comunicación presentada el 26 de Septiembre junto con el Diputado Ruiz Gonzales sobre aumento de coches de segunda clase en el servicio de Machacamarca-Uncia. Se concede dispensación de trámites y es aprobado el 29 de Septiembre de 1941.

 

-       En una discusión sobre los monumentos nacionales Romano hace la sugerencia de que solamente se haga esos monumentos a personas fallecidas, posición que es apoyada por el Diputado Rodas Eguino. Es votado el artículo presentado por Romano el cual es rechazado.

 

-       Proyecto de ley para elevar a rango de ley el Decreto Supremo de 19 de agosto de 1939 relativo a instrucción escolar en distritos mineros, industriales y otros.

 

-       Petición de informe escrito junto al Diputado Felix Mercado al Ministro de Previsión Social sobre abusos cometidos por el regente de la escuela de huérfanos de guerra “Mendez Arcos” con los menores.

 

-       Petición de informe escrito junto al Diputado Gómez al Ministro de Hacienda sobre los pliegos de cargo desde 1938 en la administración pública y el estado en que se encuentran.

 

-       El 6 de Octubre de 1941 presenta el Proyecto de ley para modificación de ley de 19 de julio de 1938 que sanciona delitos de especulación con artículos de primera necesidad. Es derivado a la Comisión de Justicia.

 

-       Proyecto de ley sobre partida presupuestaria de Bs. 18.000 para sostener a 5 becados de las escuelas de Huanuni en colegios e institutos profesionales del país. La Comisión de Instrucción y Presupuesto emitió informe favorable.

 

-       Petición de informe escrito al Ministro de Previsión Social sobre los “sistemas de protección y medios de seguridad adoptados en las minas por los empresarios para reducir los accidentes de trabajo”

 

-       La sesión de 15 de Octubre discute sobre las salas de maternidad y protección de niños por empresas mineras de acuerdo al informe favorable de la Comisión de Higiene y Salubridad. Romano en el debate objeta el aporte del 1% de los trabajadores. Esta objeción origina una reacción de los parlamentarios defensores de la minería y Romano sólo tiene el apoyo del Diputado Arratia. Finalmente se posterga su discusión.

 

-       Proyecto de ley para fijar el destino de la prestación de vial de la Segunda sección de la Provincia Cercado de Oruro (capital Huanuni) de las gestiones de 1942 y 1943 a la construcción de un puente y defensivos al rio Huanuni. Es aprobado en el Congreso y enviado al Ejecutivo.

 

Como se podrá evidenciar, Julio Romano Castro demostró responsabilidad, gran entusiasmo e interés por los problemas de Huanuni en sus diferentes facetas. Para ello no importó enfrentar a parlamentarios experimentados que veían con recelo y muchas veces con burla los justificados planteamientos y proyectos de Romano. El gran obstáculo para sus proyectos era la negativa permanente de los representantes de la minería que no permitían que se toque el bolsillo de los empresarios. A medida que los meses corrían el parlamento y el gobierno asumían actitudes cada vez más lacayunas y serviles a los intereses de los empresarios mineros, olvidando los discursos y promesas con los que se hicieron proclamar y elegir.

 

Corresponde por lo tanto, que autoridades y población de Huanuni así como las poblaciones y habitantes que componen la Provincia Dalence recuerden a Don Julio Romano Castro por su labor en beneficio de la región, principalmente de haber elevado a la segunda Sección de la provincia Cercado a la categoría de Provincia con todos los derechos y prerrogativas que la ley otorga a las provincias que llegan a este sitial. Hasta el presente existe un virtual desconocimiento de los pobladores y principalmente de los estudiantes sobre la fecunda labor de Don Julio Romano Castro. Sólo se tiene referencia del homenaje del H. Concejo Municipal de Huanuni de 20 de Septiembre de 1993 cuando por Ordenanza Municipal se denomina al Pasaje 14 de Septiembre, contiguo al Huanuni Tenis Club como Pasaje “Dr. Julio Romano Castro” en memoria del Ilustre Ciudadano. Esta Ordenanza fue expedida por el H. Concejo Municipal presidida por Alejandro Subieta E. y Demetrio Soliz, Secretario del H. Concejo. Su promulgación correspondió a Don Mario Moncada Espinoza, H. Alcalde Municipal de la gestión de 1993. Las autoridades del presente tienen la obligación de hacer cumplir esa Ordenanza y de emitir otras que relieven la labor del patricio huanuneño que falleció ignorado el 4 de Septiembre de 1984 y se encuentra enterrado en el Mausoleo de los excombatientes de la Guerra del Chaco en Oruro.

 

7.- Sobre la fecha aniversario y denominación de la Provincia.-

 

Mucho se ha polemizado, especialmente en los últimos años sobre la fecha de celebración del aniversario de Huanuni. Desde finales de la década de los noventa en el siglo pasado se realizaron eventos y se intentaron celebraciones en la verdadera fecha de promulgación de la Ley de creación de la Provincia Dalence que es el 26 de Noviembre. Lo cierto es que generaciones de habitantes y estantes de Huanuni han enraizado y tradicionalizado el 27 de Julio como fecha  aniversario de la creación de la Provincia y de Huanuni, su capital.

 

En rigor de verdad el 27 de Julio es la fecha del natalicio de don Pantaleón Dalence Jiménez, jurisconsulto orureño y por muchos años Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Su presencia en los altos cargos de Justicia a lo largo de dos décadas significa su valiosa contribución a formalizar y consolidar la administración judicial de corte liberal. De ahí que sea reconocido por las autoridades  y prensa afecta al poder empresarial, tanto del Siglo XIX como del XX. El caso del trámite de creación de una nueva provincia desdoblando la Provincia Avaroa es muy ilustrativo al respecto. Se pretendía nombrar a esa nueva provincia como Donato Vásquez pero el matutino La Patria que tiene enorme influencia por parte del empresariado orureño sugiere que se denomine Pantaleón Dalence. (La Patria,18.08.1940), sin tomar en cuenta que el trámite de creación de la Provincia Dalence ya existía desde 1931 y que Romano lo actualizaría.

 

De ese modo se nombraban calles, plazas, avenidas, pueblos y provincias, de acuerdo al criterio de quienes detentaban el poder. La propia nominación de autoridades corría esa misma suerte. La oligarquía no tiene patria y sólo cuenta lo económico. La presencia de empresarios extranjeros, especialmente chilenos y británicos  fue predominante en Bolivia especialmente en el sector minero (36), (37). Esto se comprobó antes de la Guerra del Pacífico en los ricos yacimientos de salitre y guano en las costas, siendo decisiva su posterior influencia y predominio en la economía y política chilena para definir posteriormente el desenlace de la Guerra.

 

La presencia de esos extranjeros no sólo fue como empresarios mineros sino también como hombres públicos. En la “Primer Memoria semestral de la Cámara de Comercio e industria de Oruro” del año 1892 figuran Penny, Hullman y Harrisón como socios de la Cámara y del antiguo Club Social Oruro. Inclusive en 1904, Eduardo Harrisón es Presidente del Concejo Municipal de Oruro, al igual que Juan B. Minchin en 1906. En 1886 fue Presidente Juan F. Tellez minero chileno, abuelo de otro industrial minero conocido, don Fermin López Téllez, de quién lleva su nombre un mercado en Oruro y la Plaza principal de Huanuni. (38)

 

Desde ese punto de vista la nominación de nuestra provincia estaba definida y sacramentada y hubiera sido considerada una abominación que se pretenda cambiar el nombre por otro, lo más probable es que se hubiera pospuesto para otra gestión parlamentaria.

 

Respecto a la fecha aniversario se deberá planificar una sostenida campaña para hacer conocer a la población sobre los significados del 26 de Noviembre de 1941, 27 de Julio de 1942 y 15 de Noviembre de 1912, fecha en que se crea el Municipio de Huanuni. Pero por otra parte no se puede ignorar los innumerables movimientos, movilizaciones y huelgas que protagonizaron los mineros de Huanuni, aun a costa de sus vidas y regando de sangre toda esa historia. Los pueblos celebran como fecha aniversario aquellas en las que participa de manera masiva, combativa y organizada. Esos movimientos, levantamientos, rebeliones y revoluciones no se borran jamás de la memoria de sus protagonistas y quedan para siempre para recordarlas. En ese sentido es un deber también del Municipio el de difundir esos acontecimientos sindicales y políticos que se dieron en Huanuni y definieron el curso de la misma Historia de Bolivia para orgullo de generaciones presentes y futuras. Las jornadas de lucha por las ocho horas de trabajo desde el 13 de Noviembre de 1919 se constituye, por ejemplo,  en uno de los hechos históricos más trascendentales logrados por los mineros de Huanuni para beneficio de todos los trabajadores bolivianos y debería ser motivo de homenaje, no solo de los trabajadores del subsuelo sino de toda la población porque esta se formó en torno a la explotación minera y vive de ella.

 

8.- Palabras finales.-

 

La contribución a la Historia de Huanuni debe ser por parte de todos, estantes y habitantes, para su divulgación, complementación e incentivo a la investigación. En ese sentido este breve aporte puede ser parte de un trabajo investigativo e histórico que nunca será completo pero que podemos intentar acercarnos a ello.  Disculpas anteladas por los errores y omisiones que de manera involuntaria se puedan haber cometido.

 

 

 

9.- Bibliografía consultada.-

(1)  Documentos personales, Copia legalizada de desmovilización de la Guerra del Chaco proporcionada por la familia Moncada - Medrano

(2)  “Bolivia: el desentrañamiento  del estaño”, Juan Albarracín Millán, Ediciones “AKAPANA”, 1993. Pág.54

(3)  “El estaño, fundamento vital de Bolivia”, W. Jaime Molins, 1937

(4)  “Patiño Rey del Estaño” Charles F. Geddes. Pág. 131

(5)  “Bajo un cielo de Estaño”, Antonio Mitre, Biblioteca Minera Boliviana, 1993.Pág.132

(6)  “El estaño, fundamento vital de Bolivia”, W. Jaime Molins, 1937. Pág.284

(7)  “Bolivia: el desentrañamiento  del estaño”, Juan Albarracín Millán, Ediciones “AKAPANA”, 1993. Pág.39

(8)  “Historia Colquiri, una mina de estaño 1900 – 1963”. Pág. 28

(9)  “Historia de Bolivia de los orígenes al 2010”, Herbert S. Klein, Librería y Editorial “G.U.M.”, 2011. Pág. 173

(10)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1848 – 1900, G. Lora Edición digital, 1996. Pág. 221

(11)              “Bolivia: el desentrañamiento  del estaño”, Juan Albarracín Millán, Ediciones “AKAPANA”, 1993. Pág.10

(12)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1900 – 1923, G. Lora Edición digital, 1996. Pág. 326

(13)              “Historia de Bolivia”, Quinta Edición, José de Mesa, Teresa Gisbert, Carlos D. Mesa Gisbert, Editorial Gisbert y Cía. S.A., 2003. Pág. 517

(14)              “Oprimidos pero no vencidos”, Silvia Rivera Cusicanqui, Cuarta Edición, 2010. Pág. 86

(15)              ”El rostro minero de Bolivia”, Arturo Crespo Henríquez, 2009. Pág.65

(16)              Periódico “Bocamina”, publicación de COMIBOL, Nº 27, febrero 2013.Pág.4

(17)              “La aplicación de la Jornada Laboral de ocho horas en la minería boliviana”, Julio Calla Vargas, CEDLA 2010

(18)               Documentos personales, Copia legalizada de desmovilización de la Guerra del Chaco proporcionada por la familia Moncada – Medrano

(19)              “Masamaclay Historia Política, Diplomática y Militar de la Guerra del Chaco”, Roberto Querejazu Calvo, Librería y Editorial “G.U.M.”, 2011

(20)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1933 – 1952, G. Lora Editorial Los Amigos del Libro, 1980. Pág.54

(21)              “El Poder y la Caída”, Sergio Almaráz Paz, Cuarta Edición, Editorial Los Amigos del Libro, 1980. Pág. 104

(22)              “El Presidente Colgado”, Augusto Céspedes, Librería y Editorial “La Juventud”, 1979. Pág. 51

(23)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1933 – 1952, G. Lora Editorial Los Amigos del Libro, 1980. Pág.423

(24)              Redactor de la H. Cámara de Diputados”, años 1940, 1941 y 1942

(25)              “Historia de Bolivia de los orígenes al 2010”, Herbert S. Klein, Librería y Editorial “G.U.M.”, 2011. Pág. 224

(26)               “Juan Lechín Oquendo, el Pueblo Al Poder”, Juan Claudio Lechín y Nicolás Fernández, Tomo I, 2000. Pág. 101

(27)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1933 – 1952, G. Lora Editorial Los Amigos del Libro, 1980. Pág.355

(28)              “A mi Pueblo”, Informe elaborado por Julio Romano Castro, proporcionado por la familia Moncada – Medrano

(29)              “Historia del Movimiento Obrero Boliviano” 1933 – 1952, G. Lora Editorial Los Amigos del Libro, 1980. Pág.181

(30)              “El Presidente Colgado”, Augusto Céspedes, Librería y Editorial “La Juventud”, 1979. Pág. 19

(31)              Diploma académico de abogado expedido por la UATF de Potosí en fecha 30 de agosto de 1947.

(32)              Redactor de la H. Cámara de Diputados”, 1941 p.75.

(33)              “Masamaclay Historia Política, Diplomática y Militar de la Guerra del Chaco”, Roberto Querejazu Calvo, Librería y Editorial “G.U.M.”, 2011. Pág.324

(34)              “Masamaclay Historia Política, Diplomática y Militar de la Guerra del Chaco”, Roberto Querejazu Calvo, Librería y Editorial “G.U.M.”, 2011. Pág.325

(35)              “Historia de Bolivia”, Quinta Edición, José de Mesa, Teresa Gisbert, Carlos D. Mesa Gisbert, Editorial Gisbert y Cía. S.A., 2003. Pág. 633

(36)              “50 Años de Radio Nacional de Huanuni”, Magdalena Cajías de la Vega, 2010. Pág. 11

(37)              “Minería boliviana, su realidad”, Jorge Espinoza Morales, Plural 2010. Pág. 53,67 y 71)

(38)              “Noticia y Proceso de la Villa de San Felipe de Austria La Real de Oruro”, Adolfo Mier, Colección Cuarto Centenario, Tomo I, 2006. Pág.50

 

Huanuni, 26 de Julio de 2013

 

 

 

 

 

 

Radio en vivo

Instituciones amigas