El Presidente es el principal responsable de la represión en Chaparina


Un acierto de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de La Paz, presidida por María Amparo Carvajal Baños fue denunciar que el presidente Morales dio la orden para la represión en Chaparina, a los actores de la VIII marcha indígena (25-09-11), responsabilidad que la comparten gobernantes y miembros del que llamado Estado plurinacional.

 

 

Aquí

La Paz (Bolivia), nueva etapa, 17 de agosto de 2013 Año III No. 129

Afiliado a la Federación Latinoamericana de Periodistas, Felap

Editor: Remberto Cárdenas Morales

http://www.semanarioaqui.com

http://vozyvos.blogspot.com correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://aqui-avance.blogspot.com correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.semanarioaqui.com

Edición de homenaje a Pedro Moye Noza, niño fallecido accidentalmente el 21 de agosto de 2011 durante la VIII Marcha Indígena en defensa del TIPNIS.

 

índice

editorial

El Presidente es el responsable número uno

de la represión a indígenas en Chaparina

Las verdades objetivas y los sueños

Fidel Castro Ruz

Fidel, personalidad universal sin culto

Editorial de Voz, boletín boliviano de solidaridad con el pueblo de Cuba, No. 169.

De sábado a sábado (261)

Evo Morales instruyó el desbloqueo del camino La Paz-Caranavi en 2011

Remberto Cárdenas Morales

Flechas yurakarés

Continuidad amazónica en tres partes

Alejandro Almaraz

de nuestra tierra

CNN representa al imperio

Especial EVO CNN

En Estados Unidos tantas veces me humillaron, tantas veces me tergiversaron, tantas veces, inclusive, inventaron. Una vez quise aclarar en CNN, no me dejaron”.

Evo Morales / Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Del diario gubernamental Cambio del 14 de agosto de 2013

Villegas afirma que Sacha Llotenti dio la orden de reprimir en Chaparina; revela ‘infiltración’ de militares en marcha indígena; FFAA callan y Gobierno pide pruebas

El exdirector de Régimen Interior revela su verdad

Villegas: Hubo militares infiltrados en Chaparina

Acusó al exministro Llorenti de haber ordenado la represión. También lo sindica de haber armado un show mediático con policías heridos para lograr respaldo internacional y repudio a los indígenas 

El Deber, 08 de agosto de 2013 | Ed. Impresa

Guider Arancibia Guillén -   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.eldeber.com.bo/villegas-hubo-militares-infiltrados-en-chaparina/130808004004

derechos a informar, comunicar, opinar e interpretar

Ex secretario Ejecutivo de periodistas nunca aprobó proyecto de ley de transparencia

Remberto Cárdenas Morales

Ex secretario Ejecutivo de la CSTPB

y actual editor del semanario Aquí

lucha de nuestros pueblos

España 1936

La CNT, las milicias y el ejército popular

Miguel GONZÁLEZ INESTAL

Publicado enPolémica, n.º 22-25, julio 1986

La Revolución Española

Etiquetado: CNT, Guerra Civil, Revolución Española

A 77 años de la revolución española

Las vigentes lecciones de España

Andrés

Masas N° 2318 del 19/07/2013 Órgano Central del Partido Obrero Revolucionario (POR)

http://www.masas.nu/Boton-Masas/Masas%20pdf/Masas%202318.pdf

avisos

Menú Semanal Namas Té

Almuerzo:  19 - 24  de agosto 2013

lecturas

Gabriel García Márquez:

El Fidel Castro que yo conozco

Informe de la APDHLP sobre muerte de dos jóvenes en Caranavi (2010)

Va como anexo en PDF

Aquí

La Paz (Bolivia), nueva etapa, 17 de agosto de 2013 Año III No. 129

Afiliado a la Federación Latinoamericana de Periodistas, Felap

Editor: Remberto Cárdenas Morales

http://www.semanarioaqui.com

http://vozyvos.blogspot.com correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://aqui-avance.blogspot.com correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.semanarioaqui.com

Edición de homenaje a Pedro Moye Noza, niño fallecido accidentalmente el 21 de agosto de 2011 durante la VIII Marcha Indígena en defensa del TIPNIS.

 

editorial

El Presidente es el responsable número uno

de la represión a indígenas en Chaparina

Un acierto de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de La Paz, presidida por María Amparo Carvajal Baños fue denunciar que el presidente Morales dio la orden para la represión en Chaparina, a los actores de la VIII marcha indígena (25-09-11), responsabilidad que la comparten gobernantes y miembros del que llamado Estado plurinacional.

Esa información-denuncia la compartimos en la redacción de Aquí, la que creímos y creemos que el pueblo no la debe ni olvidar ni callar. Más aún: los censurados y autocensurados, que se sientan obligados a callar, tendrán ocasión para difundir esa verdad, es decir, que fue el Presidente de nuestro país el que dio la orden para la brutal represión o que la consintió.

Nosotros contamos con datos, que nos han facilitado actores directos e indirectos de esa represión, que esclarecen la autoría de la acción de fuerza de los gobernantes contra marchistas que defendían y defienden de manera pacífica la vida en el TIPNIS, para lo que se oponían y se oponen a la construcción del camino entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos Rememoremos los hechos:

—Esos gobernantes dispusieron impedir la llegada, a La Paz, de los indígenas de la VIII marcha, por eso instruyeron a los colonizadores que bloqueen la ruta Trinidad-La Paz, en Yucumo (Beni), cerca de Chaparina. Esos colonizadores alegaron, para ejecutar esa medida, que el pliego de peticiones de los marchistas rechazaba la construcción de otras vías en el norte paceño, sin derecho para eso. Pero uno de los dirigentes de ese sector confesó que ellos querían y quieren utilizar las riquezas del TIPNIS y que tienen derecho a ocupar el territorio de mojeño-trinitarios, yuracarés y chimanes. Ese vocero incluso amenazó con “reventar” a los que se atrevan a respaldar la marcha indígena, en solidaridad con los originarios.

—Los policías destacados al lugar llevaron como misión al menos dificultar la caminata, incluso cerrar su paso. Los policías reforzaron el bloqueo de los colonizadores. Recordemos que esos policías impidieron que los indígenas se provean de agua de un repositorio vecino. Además, ahora está claro que lo que gobernantes llamaron secuestro del canciller Choquehuanca fue “inducido” por una policía infiltrada a la premiaron por su labor.

—En el semanario Aquí sabemos que jefes policiales (no todos) al mando de los guardias en Yucumo-Chaparina, apoyados en la información recogida por sus agentes que operaban dentro de la VIII marcha, consideraron innecesaria la “intervención” a la caminata porque, según la inteligencia y la contrainteligencia del “Estado plurinacional”, los dirigentes de la marcha discutían suspenderla porque estaban “desalentados”.

—Ante esas dudas de los jefes policiales, el entonces ministro de Gobierno envió a otros dos jefes policiales, los que asumieron el mando en Chaparina. La orden a esos dos jefes policiales no era nueva: desbaratar la marcha e impedir que llegue a La Paz. Quizá en defensa suya el que fue viceministro de Régimen Interior, Marcos Fanfán Farjat, dijo que él fue “puenteado”, es decir, los dos nuevos jefes policiales en Chaparina pasaron por encima de su autoridad y ejcutaron la orden de los gobernantes, del Ministro de Gobierno y la del Presidente boliviano: acabar en Chaparina con la protesta de los indígenas.

—En la reunión de la Casa Presidencial (noche del 25-09-11), ante gente de especial confianza política, Juan Evo Morales Ayma instruyó lo que debían hacer sus ministros al día siguiente de la que, se creía, marcha desarticula: fueron nominados ministros para visitar capitales departamentales para explicar el porqué se tuvo que “intervenir” la VIII marcha indígena; otros ministros fueron encargados de garantizar que los marchistas lleguen a sus lugares de origen. Los marchistas, según Morales, debían ser llevados en aviones y debían ser alojados en cuarteles. En algún momento Evo Morales ordenó a la, en ese momento, Ministra de Defensa, que allí donde iban a ser alojados los marchistas se les debía servir una “buena sopa” porque no bastaría un desayuno de cuartel.

—Seguía el operativo contra los marchistas en diferentes lugares de Beni. Chaparina fue el epicentro, pero llegaban noticias de San Borja: que por allí, hacia Trinidad, no pudieron pasar los vehículos que transportaban a los marchistas debido a la resistencia de los benianos. Cuando los gobernantes advirtieron que no había sido desmembrada la VIII marcha indígena o que no fue sofocada de inmediato, desaparecía la alegría suya porque el pueblo y sobre todo los marchistas frustraban el propósito gubernamental de acabar con la VIII marcha.

—El Presidente, con poses teatrales, pidió perdón (26-09-11) a los actores de la marcha porque los policías la habían intervenido sin orden alguna. Luego surgió la falsa teoría de la “ruptura de la cadena de mando”. Es decir, que los policías, en Chaprina autodeterminados reprimieron a los indígenas por su cuenta y riesgo. Pero de parte de los indígenas de las tierras bajas, del TIPNIS y de los que apoyamos no hay “ni olvido ni perdón” para los autores (intelectuales y materiales) de la represión en Chaparina.

—Los dirigentes decidieron continuar la VIII marcha hasta La Paz. Esa valiente decisión, en defensa del TIPNIS, acrecentó el apoyo popular a la medida, ya invencible, el que fue evidenciado con el masivo recibimiento a los marchistas en La Paz. La marcha en La Paz y el respaldo multitudinario propinaron una derrota, especialmente al Presidente. Por eso los gobernantes aceptaron a “regañadientes” la Ley que prohíbe la construcción de cualquier camino por medio del TIPNIS, la que se mantiene a pesar de la contramarcha encabezada por cocaleros como Gumercindo Pradel y no obstante de que otra Ley dispuso la conocida consulta tardía, desinformada y de mala fe que, supuestamente, consiguió que la mayoría de las comunidades indígenas de la reserva natural y territorio indígena aprueben el camino.

Los gobernantes, debido a la represión a los indígenas en Chaparina, mienten otra vez, es decir, presentan a Juan Evo Morales Ayma limpio de polvo y paja. Esa mentira se podría resumir así: los culpables de esa represión son otros, menos el principal: menos el Presidente de Bolivia. Valga la comparación: según informes mentirosos, de la masacre de Amayapampa (1996) se muestran otros culpables, menos Gonzalo Sánchez de Lozada.

Aquí compartimos lo dicho por el ex director del CEJIS, institución a la que derechistas cruceños metieron bombas : Los responsables de la represión de Chaparina son los ministros, el Vicepresidente y el Presidente. Y que culpar sólo al ex ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, de ordenar la represión en Chaparina, cubre las espaldas del Presidente.

Añadimos que el Vicepresidente, además, es cómplice porque a pesar de que declaró que conocía al que dio la orden para esa acción represiva, mantiene el secreto bajo siete llaves.

El Presidente, asimismo, se siente protegido con la mentira que busca liberarlo de la orden que dio para la represión policial y militar contra los indígenas en Chaparina, materializada por la Fuerza de Tarea Conjunta.

Debemos conseguir que haya proceso y castigo para los culpables de los hechos punitivos en Chaparina, pero sobre todo apuntar muy bien al verdadero blanco: convencer a la gente de que el principal responsable político de esos hechos, que no serán ni olvidados ni perdonados, es el Presidente boliviano, el que no conseguirá lavar sus culpas, por Chaparina, ni con las aguas de los ríos Isiboro y Sécure.

   

Las verdades objetivas y los sueños

La especie humana reafirma con frustrante fuerza que existe desde hace aproximadamente 230 mil años. No recuerdo afirmación alguna que alcance más edad. Sí existieron otros tipos de humanos, como los Neandertales de origen europeo; o un tercero, el homínido de Denisova al norte de Asia pero, en ningún caso, existen fósiles más antiguos que los del Homo Sapiens de Etiopía.

http://www.granma.cu/Fotos%202013/agosto/fidel-14agosto.jpgTales restos, en cambio, existen de numerosas especies entonces vivas, como los dinosaurios, cuyos fósiles datan de hace más de 200 millones de años. Muchos científicos hablan de su existencia antes del meteorito que impactó en el Istmo de Tehuantepec provocando la muerte de aquellos, algunos de los cuales medían hasta 60 metros de largo.

Es conocida igualmente la prehistoria del planeta que hoy habitamos, desprendido de la nebulosa solar y su enfriamiento como masa compacta casi llana, constituida por un número creciente de materias bien definidas que poco a poco adquirirían rasgos visibles. Tampoco se sabe todavía cuántas faltan por descubrir, y los insólitos usos que la tecnología moderna puede aportar a los seres humanos.

Se conoce que las semillas de algunas plantas comestibles fueron descubiertas y comenzaron a utilizarse hace alrededor de 40 mil años. Existe también constancia de lo que fue un calendario de siembra grabado en piedra hace aproximadamente 10 mil años.

Las ciencias deben enseñarnos a todos a ser sobre todo humildes, dada nuestra autosuficiencia congénita. Estaríamos así más preparados para enfrentar e incluso disfrutar el raro privilegio de existir.

En el mundo explotado y saqueado viven incontables personas generosas y sacrificadas, especialmente las madres, a las que la propia naturaleza dotó de especial espíritu de sacrificio.

http://www.granma.cu/Fotos%202013/agosto/fidel-1-14agosto.jpgEl concepto de padre, que no existe en la naturaleza, es, en cambio, fruto de la educación social en los seres humanos y se observa como norma en cualquier rincón, desde el ártico, donde se encuentran los esquimales, hasta las selvas más tórridas de África en las que las mujeres no solo cuidan de la familia, sino también laboran la tierra para producir alimentos.

Quien lee las noticias que todos los días llegan sobre viejos y nuevos comportamientos de la naturaleza y los descubrimientos de los métodos para enfrentar lo de ayer, hoy y mañana, comprendería las exigencias de nuestro tiempo.

Los virus se transforman de forma inesperada y golpean las plantas más productivas o los animales que hacen posible la alimentación humana, lo que torna más insegura y costosa la salud de nuestra especie, genera y agrava las enfermedades, sobre todo, en los mayores o los más pequeños.

¿Cómo enfrentar con honor el número creciente de obstáculos que los habitantes del planeta sufren?

Pensemos que más de doscientos grupos humanos se disputan los recursos de la Tierra. El patriotismo es simplemente el sentimiento solidario más amplio alcanzado. Nunca digamos que fue poco. Con seguridad se inició por las actividades familiares de grupos reducidos de personas que los escritores de la historia calificaron de clan familiar, para recorrer el camino de la cooperación entre grupos de familias que colaboraban entre sí para cumplimentar las tareas a su alcance. Hubo lucha entre grupos de familias en otras etapas, hasta alcanzar niveles superiores de organización como sin duda fue la tribu. Transcurrieron más de cien mil años. Los recuerdos escritos en sofisticados pergaminos datan, sin embargo, de no más de 4 mil años.

http://www.granma.cu/Fotos%202013/agosto/fidel-2-14agosto.jpgLa capacidad humana para pensar y elaborar ideas era ya notable, y no creo sinceramente que los griegos eran menos inteligentes que el hombre actual. Sus poemas, sus textos filosóficos, sus esculturas, sus conocimientos médicos, sus juegos olímpicos; sus espejos, con los que incendiaban naves adversarias concentrando los rayos solares; las obras de Sócrates, Platón, Aristóteles, Galeno, Arquímedes y otros llenaron de luz el mundo antiguo. Eran hombres de inusual talento.

Arribamos, tras un largo camino, a la etapa contemporánea de la historia del hombre.

Días críticos no tardaron en presentarse para nuestra Patria, a 90 millas del territorio continental de Estados Unidos, después que una profunda crisis golpeó a la URSS.

Desde el 1ro de enero de 1959 nuestro país asumió el mando de su propio destino tras 402 años de coloniaje español y 59 como neocolonia. Ya no existíamos como indígenas que no hablaban siquiera el mismo idioma; éramos una mezcla de blancos, negros e indios que integrábamos una nación nueva con sus virtudes y sus defectos como todas las demás. Huelga decir que imperaban en la isla la tragedia del desempleo, el subdesarrollo y un pobrísimo nivel de educación. Poseían conocimientos inculcados por la prensa y la literatura dominante en Estados Unidos, que desconocía, si es que no despreciaba, los sentimientos de una nación que combatió con las armas durante décadas por la independencia del país, y al final incluso contra cientos de miles de soldados al servicio de la metrópolis española. Es preciso no olvidar la historia de la "Fruta Madura", imperante en la mentalidad colonialista de la poderosa nación vecina que hizo prevalecer su fuerza y negaba al país no solo el derecho a ser libre hoy, mañana y siempre, sino que pretendía anexar nuestra isla al territorio de ese poderoso país.

Cuando en el puerto de La Habana estalla el acorazado norteamericano Maine, el ejército español, integrado por cientos de miles de hombres, estaba ya derrotado, como un día los vietnamitas derrotaron a base de heroísmo el poderoso ejército dotado de sofisticado armamento, incluido el "Agente Naranja" que a tantos vietnamitas afectó para toda su vida, y Nixon, más de una vez, estuvo tentado al uso de las armas nucleares contra aquel pueblo heroico. No en balde luchó por ablandar a los soviéticos con sus discusiones sobre la producción de alimentos en aquel país.

Dejaría de ser diáfano si no señalo un momento amargo de nuestras relaciones con la URSS. Eso derivó de la reacción que tuvimos al conocer la decisión de Nikita Jruschov a raíz de la Crisis de Octubre de 1962, de la que el próximo mes de octubre se cumplirán 51 años.

Cuando supimos que Jruschov había acordado con John F. Kennedy la retirada de los proyectiles nucleares del país, publiqué una nota con los 5 Puntos que consideré indispensables para un acuerdo. El jefe soviético conocía que inicialmente nosotros advertimos al Mariscal jefe de la cohetería soviética que a Cuba no le interesaba aparecer como emplazamiento de cohetes de la URSS, dada su aspiración a ser ejemplo para los demás países de América latina en la lucha por la independencia de nuestros pueblos. Pero a pesar de eso el Mariscal jefe de tales armas, una persona excelente, insistía en la necesidad de contar con algún arma que persuadiera a los agresores. Al insistir él en el tema, le expresé que si a ellos les parecía una necesidad imprescindible para la defensa del socialismo, se trataba ya de otra cosa, porque éramos por encima de todo revolucionarios. Le pedí dos horas para que la Dirección de nuestra Revolución tomara una decisión.

Jruschov se había portado con Cuba a gran altura. Cuando Estados Unidos suspendió totalmente la cuota azucarera y bloqueó nuestro comercio, él decidió comprar lo que dejara de adquirir ese país, y a los mismos precios; cuando meses después aquel país nos suspendió las cuotas de petróleo, la URSS nos suministró las necesidades de ese vital producto sin lo cual nuestra economía sufriría un gran colapso: una lucha a muerte se habría impuesto, ya que Cuba jamás se rendiría. Los combates habrían sido muy sangrientos, tanto para los agresores como para nosotros. Habíamos acumulado más de 300 mil armas, incluyendo las 100 mil que le ocupamos a la tiranía batistiana.

El líder soviético había acumulado gran prestigio. A raíz de la ocupación del Canal de Suez por Francia e Inglaterra, las dos potencias que eran propietarias del canal, con el apoyo de fuerzas israelitas, atacaron y ocuparon aquella vía. Jruschov advirtió que usaría sus armas nucleares contra los agresores franceses y británicos que ocuparon ese punto. Estados Unidos, bajo la dirección de Eisenhower, no estaba dispuesto en ese momento a involucrarse en una guerra. Recuerdo una frase de Jruschov por aquellos días: "nuestros cohetes pueden darle a una mosca en el aire".

No mucho tiempo después, el mundo se vio envuelto en un gravísimo peligro de guerra. Desgraciadamente fue el más grave que se ha conocido. Jruschov no era un líder cualquiera, durante la Gran Guerra Patria se había destacado como Comisario Jefe de la defensa de Stalingrado, actual Volgogrado, en la batalla más dura que se ha librado en el mundo con la participación de 4 millones de hombres. Los nazis perdieron más de medio millón de soldados. La Crisis de Octubre en Cuba le costó el cargo. En 1964, fue sustituido por Leonid Brezhnev.

Se suponía que, aunque a un precio alto, Estados Unidos cumpliría su compromiso de no invadir Cuba. Brezhnev desarrolló excelentes relaciones con nuestro país, nos visitó el 28 de enero de 1974, desarrolló el poderío militar de la Unión Soviética, entrenó en la escuela militar de su gran país a muchos oficiales de nuestras Fuerzas Armadas, continuó el suministro gratuito de armamento militar a nuestro país, promovió la construcción de una central electronuclear de enfriamiento por agua, en la que se aplicaban las máximas medidas de seguridad y le dio apoyo a los objetivos económicos de nuestro país.

A su muerte, el 10 de noviembre de 1982, le sucedió Yuri Andrópov, director de la KGB, quien presidió los funerales de Brezhnev y tomó posesión como Presidente de la URSS. Este era un hombre serio, así lo aprecio, y también muy franco.

Nos dijo que si éramos atacados por Estados Unidos deberíamos luchar solos. Le preguntamos si podían suministrarnos las armas gratuitamente como hasta ese momento. Respondió que sí. Le comunicamos entonces: "no se preocupe, envíenos las armas que de los invasores nos ocupamos nosotros".

Sobre este tema solo un mínimo de compañeros estuvimos informados ya que era muy peligroso que el enemigo dispusiera de esta información.

Decidimos solicitar a otros amigos las armas suficientes para contar con un millón de combatientes cubanos. El compañero Kim II Sung, un veterano e intachable combatiente, nos envió 100 mil fusiles AK y su correspondiente parque sin cobrar un centavo.

¿Qué contribuyó a desatar la crisis? Jruschov había percibido la clara intención de Kennedy de invadir a Cuba tan pronto estuvieran preparadas las condiciones políticas y diplomáticas, especialmente después de la aplastante derrota de la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos, escoltada por buques de asalto de la Infantería de Marina y un portaaviones yankis. Los mercenarios controlaban el espacio aéreo con más de 40 aviones entre bombarderos B-26, aviones de transporte aéreo y otros de apoyo. Un ataque sorpresivo previo, a la principal base aérea, no encontró nuestros aviones alineados, sino desperdigados en diversos puntos, los que podían moverse y los que carecían de piezas. Apenas afectaron algunos. El día de la invasión traicionera nuestras naves estaban en el aire antes del amanecer en dirección a Playa Girón. Digamos solo que un honesto escritor norteamericano describió aquello como un desastre. Baste decir que al final de aquella aventura solo dos o tres de los expedicionarios pudieron regresar a Miami.

La invasión programada por las fuerzas armadas de Estados Unidos contra la isla habría sufrido grandes bajas, muy superiores a los 50 mil soldados que perdieron en Vietnam. No tenían entonces las experiencias que adquirieron más tarde.

Se recordará que el 28 de octubre de 1962 yo declaré que no estaba de acuerdo con la decisión inconsulta e ignorada por Cuba de que la URSS retiraría sus proyectiles estratégicos, para los cuales se estaban preparando las rampas de lanzamiento que serían un total de 42. Al líder soviético le expliqué que ese paso no había sido consultado con nosotros, requisito esencial de nuestros acuerdos. En una frase está la idea: "Usted puede convencerme de que estoy equivocado, pero no puede decirme que estoy equivocado sin convencerme", y enumeré 5 Puntos que se mantenían intocables: Cese del Bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica que ejercen los Estados Unidos en todas partes del mundo contra nuestro país; cese de todas las actividades subversivas, lanzamiento y desembarco de armas y explosivos por aire y por mar, organización de invasiones mercenarias, filtración de espías y saboteadores, acciones todas que se llevan a cabo desde el territorio de los Estados Unidos y de algunos países cómplices; cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde las bases existentes en Estados Unidos y Puerto Rico; cese de todas las violaciones de nuestro espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos; y la retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por los Estados Unidos.

Es harto conocido igualmente que el periodista francés Jean Daniel había entrevistado al presidente Kennedy después de la Crisis de Octubre; este le contó la experiencia muy dura que había vivido, y le había preguntado si yo realmente conocía el peligro de aquel momento. Le pidió al reportero francés que viajase a La Habana, hablara conmigo y esclareciese esa interrogante.

Este viajó a La Habana y pidió la entrevista. Lo cité esa noche y le transmití que deseaba verlo y conversar con él sobre el tema, y le sugerí conversar en Varadero. Llegamos al lugar y lo invité a almorzar. Era el mediodía. Puse un radio y en ese instante un despacho glacial informa que el Presidente había sido asesinado en Dallas.

Prácticamente ya no había de qué hablar. Yo, desde luego, le pedí que me hablara de su conversación con Kennedy; él estaba realmente impresionado con su contacto. Me dijo que Kennedy era una máquina de pensar, estaba realmente traumatizado. No volví a verlo. Por mi parte investigué lo que pude, o más bien supuse lo que pasó ese día. Fue rara la conducta de Lee Harvey Oswald. Supe que este había tratado de visitar Cuba no mucho tiempo antes del asesinato de Kennedy, y se supone que disparó con un rifle semiautomático de mira telescópica contra un blanco en movimiento. De sobra conozco el empleo de esa arma. La mirilla, cuando se hace un disparo, se mueve y el blanco se pierde un instante; lo que no ocurre con otro tipo de sistema de puntería de cualquier fusil. La telescópica, de varios poderes, es muy precisa si el arma se apoya, pero estorba cuando se hace con un objetivo en movimiento. Se dice que fueron dos los disparos mortales consecutivos en fracción de segundos. La presencia de un lumpen conocido por su oficio, que mata a Oswald nada menos que en una estación de policía, conmovido por el dolor que estaría sufriendo la esposa de Kennedy, parece una cínica broma.

Johnson, un buen magnate petrolero, no perdió un minuto en tomar el avión en dirección a Washington. No quiero hacer imputaciones; es asunto de ellos, pero se trata de que en los planes estaba involucrar a Cuba en el asesinato de Kennedy. Más tarde, transcurridos los años, me visitó el hijo del Presidente asesinado y cenó conmigo. Era un joven lleno de vida que le gustaba escribir. Poco tiempo después, viajando en noche tempestuosa hacia una isla vacacional en un sencillo avión, al parecer no encontraron la meta y se habían estrellado. También conocí en Caracas a la esposa y los hijos pequeños de Robert Kennedy, quien fue fiscal, y negociador con el enviado de Jruschov y había sido asesinado. Así marchaba desde entonces el mundo.

Muy próximo ya a terminar este relato, que coincide con el 13 de agosto, 87 aniversario de su autor, ruego se me excuse de cualquier imprecisión. No he tenido tiempo de consultar documentos.

Los despachos cablegráficos casi diariamente hablan de preocupantes temas que se acumulan en el horizonte mundial.

Noam Chomsky, según el sitio Web del canal de televisión Rusia Today, expresó: "La política de Estados Unidos está diseñada para que aumente el terror".

"Según el prestigioso filósofo, la política de EE.UU. está diseñada de manera que aumenta el terror entre la población. ‘EE.UU. está llevando a cabo la campaña terrorista internacional más impresionante jamás vista [¼ ], la de los drones y la campaña de las fuerzas especiales’¼ "

"La campaña de drones está creando potenciales terroristas."

"A su juicio, es absolutamente asombroso que el país norteamericano lleve a cabo por un lado una campaña de terror masivo, que pueda generar potenciales terroristas en contra de uno mismo, y por otro proclame que es absolutamente necesario contar con vigilancia masiva para proteger contra el terrorismo."

"Según Chomsky, existen numerosos casos similares. Uno de los más llamativos, en su opinión, es el de Luis Posada Carriles, acusado por Venezuela de la participación en un atentado contra un avión en el que murieron 73 personas."

Hoy guardo un especial recuerdo del mejor amigo que tuve en mis años de político activo —quien muy humilde y pobre se fraguó en el Ejército Bolivariano de Venezuela—, Hugo Chávez Frías.

Entre los muchos libros que he leído, impregnados de su lenguaje poético y descriptivo, hay uno que destila su rica cultura y su capacidad de expresar en términos rigurosos su inteligencia y sus simpatías a través de las más de dos mil preguntas formuladas por el periodista, también francés, Ignacio Ramonet.

El 26 de Julio de este año, cuando visitó a Santiago de Cuba con motivo del 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes, me dedicó su último libro: Hugo Chávez Mi primera vida.

Experimenté el sano orgullo de haber contribuido a la elaboración de esa obra, porque Ramonet me sometió a ese cuestionario implacable, que pese a todo sirvió para entrenar al autor en esa materia.

Lo peor es que no había concluido mi tarea como dirigente cuando le prometí revisarlo.

El 26 de julio de 2006 enfermé gravemente. Apenas comprendí que sería definitivo no vacilé un segundo en proclamar el día 31 que cesaba en mis cargos como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y propuse que el compañero designado para ejercer esa tarea procediera de inmediato a ocuparlo.

Me restaba concluir la revisión prometida de Cien horas con Fidel. Estaba acostado, temía perder el conocimiento mientras dictaba y a veces me quedaba dormido. No obstante, día por día respondía a las endiabladas preguntas que me parecían interminablemente largas; pero persistí hasta que terminé.

Estaba lejos de imaginar que mi vida se prolongaría otros siete años más. Solo así tuve el privilegio de leer y estudiar muchas cosas que debí aprender antes. Pienso que los nuevos descubrimientos nos han sorprendido a todos.

De Hugo Chávez faltaron muchas preguntas por responder, desde el momento más importante de su existencia, cuando tomó posesión de su cargo como Presidente de la República de Venezuela. No existe una sola pregunta que responder en los más brillantes momentos de su vida. Los que lo conocieron bien saben la prioridad que daba a esos desafíos ideológicos. Hombre de acción e ideas, lo sorprendió un tipo de enfermedad sumamente agresiva que le hizo sufrir bastante, pero enfrentó con gran dignidad y con profundo dolor para familiares y amigos cercanos que tanto amó. Bolívar fue su maestro y el guía que orientó sus pasos en la vida. Ambos reunieron la grandeza suficiente para ocupar un lugar de honor en la historia humana.

Todos esperamos ahora Hugo Chávez Mi segunda Vida. Sin él, la más auténtica de las historias nadie podría escribirla mejor.

Fidel Castro Ruz

Agosto 13 de 2013

9 y 5 p.m.

 

Fidel, personalidad universal sin culto*

A pocos días de la llegada de Fidel Castro Ruz a La Paz, en lo que fue su primera visita a nuestro país y los editores del semanario Aquí, otrora impreso, decidimos publicar una fotografía suya a todo color, pero no pudimos conseguir un retrato así, ni siquiera en la Embajada de Cuba.

La respuesta de los compañeros de la delegación diplomática fue que nunca habían necesitado una fotografía de esas características del máximo líder de la Revolución cubana. Un elemento tan sencillo como la falta de una fotografía a color de Fidel, en la embajada de su país en La Paz, según nuestra lectura, nos mostró que allí no había ni una pizca de culto a la personalidad del principal dirigente revolucionario cubano.

Sin embargo, una foto con separación de colores nos regaló una agencia de noticias, material con el que sí conseguimos nuestro objetivo: saludamos a Fidel con una portada, del semanario Aquí, en la que se destacaba su retrato y un titular: “Defendemos a Cuba porque es nuestra”.

Otro dato recogido también de nuestra realidad. Una amiga y camarada cubana, con residencia en Bolivia desde hace varios años, durante el primer mandato del actual Presidente de nuestro país, con un rostro que evidenciaba extrañeza por lo que observaba de un proceso de cambios a la boliviana, porque es imposible que sea de otra forma, y al que apoyaba (¿y apoya?), sin que mediara pregunta de nuestra parte, nos dijo:

En Cuba, Fidel nunca aceptó (mientras viví en mi país) ni acepta ahora que alguna cosa lleve su nombre: calles, puertos, competencias deportivas... Y, nosotros añadimos, aeropuertos.

Ése es Fidel, un líder que no acepta que las cosas lleven su nombre en la Mayor de las Antillas, se nos ocurrió responderle. “Fidel es Fidel”, dice por él su hermano Raúl, actual presidente de Cuba. Ambos seguro que son “más que hermanos”, es decir, son compañeros de armas en todas las campañas de las que son actores de primera línea.

Ocurrió en tierras latinoamericanas y por eso cabe recordar que para celebrar los 80 años de Fidel hubo una reunión en La Habana, organizada por la Fundación Guayasamín. El entonces canciller cubano, Felipe Pérez Roque, en esa ocasión habló de las principales cualidades del más importante dirigente de Cuba liberada y, al tiempo de agradecer por el homenaje, merecido como el que más a Fidel, dijo que éste no hubiera permitido, a los cubanos solos, un acto como el de La Habana, con la consigna: “Coloquio Internacional Memoria y Futuro: Cuba y Fidel”.  

Y en La Paz (1993), cuando Fidel participó en actos de la posesión de Gonzalo Sánchez de Lozada, como presidente de Bolivia, pero por invitación del presidente saliente, Jaime Paz Zamora, miles de bolivianos, incluidos los que llegaron de diferentes lugares del país, estuvieron (y estuvimos) en permanente vigilia fraterna, en manifestaciones masivas y espontáneas, en torno al Hotel Plaza, en El Prado de La Paz. “Fidel, hermano, ya eres Boliviano”, fue la consigna vitoreada tantas veces que, con certeza, resumió lo que fue, Fidel en Bolivia, para los que apoyamos a la Revolución cubana y/o para los que simpatizamos con ella, y que reconocemos como jefe político a Fidel; jefe político según el criterio de Lenin. Es decir, dirigente político-militar al que el pueblo le sigue sin vacilaciones o con las menores vacilaciones posibles.

Incluso vimos llorar a compatriotas a la llegada, durante su estadía y cuando lo despedimos al Comandante en Jefe. El P. Erick o a Erick, derramó lágrimas cuando arribó Fidel al Hotel Plaza frente al que, en ese momento, funcionaba la redacción del semanario Aquí. “Increíble, ya está con nosotros” —mientras nos abrazamos con emoción sin poses— fue lo que dijo Erick, uno de los pilares del semanario que fundó Espinal con curas, monjas, periodistas y revolucionarios marxistas y guevaristas.

En Bolivia ni antes ni después se ha recibido a un dirigente político y revolucionario, con tantas muestras de aprecio y solidaridad, como a Fidel Castro Ruz. Incluso algunos compatriotas creían que hacían guardia para el Comandante en Jefe, alojado junto a otros gobernantes o delegados gubernamentales y estatales, por lo que quizá sobraba una guardia del pueblo. Pero importa destacar que el pueblo boliviano tomó la visita de Fidel como la del más importante líder cubano, latinoamericano, caribeño, tercermundista… como la del abanderado entre los revolucionarios que tiene el don de la palabra y que hace lo que dice.

Sobre el verbo de Fidel acéptennos una digresión: cada vez que lo escuchamos en tierras bolivianas comprendimos la capacidad de él para comunicarse con sus interlocutores o con la gente congregada para escucharle. Sobre esa capacidad fidelista de comunicación, muy conocida por lo demás, van tres referencias:

—En la Embajada de Cuba, horas antes de su retorno, ante la pregunta de un periodista: ¿Hay riesgo de que se restaure el capitalismo en su país, con las empresas mixtas que invierten en el turismo?, fue la pregunta. Fidel con naturalidad respondió que sí, que había ese riesgo, pero —añadió— los revolucionarios cubanos haremos todo lo que nos sea posible para impedir que en Cuba se restablezca el capitalismo.

—Llegó unos minutos tarde a la conferencia de prensa, la última en La Paz y también para despedirse, a pesar de que esa reunión se realizó en el hotel en el que fue hospedado.

Me atrasé porque quise enterarse de la situación de nuestra selección de fútbol. Como ustedes me han proclamado hermano y boliviano, necesitaba confirmar que nuestro equipo ya se clasificó en el último partido por lo que irá al Mundial de Fútbol de EE.UU. 1994. Fidel, así inauguró la rueda de prensa y arrancó ese día los primeros aplausos de los y las periodistas que a la sazón estaban allí para “cubrir la noticia”.

—En la misma ocasión, el encuentro con trabajadores de medios de difusión, un corresponsal de una agencia internacional de noticias le preguntó al líder cubano: ¿Es verdad que usted sobrevolará La Higuera, lugar en el que murió el Che? La respuesta de Fidel fue que no iba a sobrevalorar esa localidad vallegrandina y boliviana. Yo he venido a Bolivia a restañar heridas y no a abrirlas, anotó.

Su clase magistral del líder cubano al agradecer por el título Doctor Honoris Causa que le concedió la UMSA nos convence, también, de que Fidel es una personalidad universal (así como cubana, latinoamericana, caribeña), pero sin culto.

Sin embargo, hubo discordancias ante la visita de Fidel a Bolivia: un diario de la derecha dijo que el Embajador de Japón merecía más de un título Doctor Honoris Causa porque ese país asiático había colaborado a Bolivia mucho más que Cuba. El dictador Hugo Banzer Suárez afirmó que no se lo debió invitar a Fidel para que visite nuestro país. Y una dirigenta de izquierda, con otra argumentación, manifestó su desacuerdo con la visita del máximo líder cubano a Bolivia.

Con la personalidad universal sin culto de la que escribimos, innumerables generaciones en la anterior y en esta nueva época, aquí en Bolivia, hemos llegado al marxismo leninismo con su discurso convincente y su la práctica victoriosa. Es cierto que no faltaron los que repetían, al estilo de un poema, el castrismo: esa genial composición teórica y política de las ideas de Marx, Lenin, Martí y Bolívar. Castrismo que muchos otros asumimos como teoría y como método revolucionarios, para interpretar las formaciones sociales latinoamericanas y caribeñas, especialmente, y como guía en nuestra acción para transformarlas. O sea que Fidel es un teórico de la política revolucionaria y un verdadero jefe político y militar porque, además, el mejor aporte suyo a la humanidad es la dirección de la triunfante Revolución socialista cubana, como dijo aquí el embajador Rafael Dausá. Y como un proceso ininterrumpido, añadimos nosotros.

Nos apoyamos en los dichos y hechos de este texto para afirmar que Fidel no necesita que se le rinda culto a un comunista universal porque, además, él no lo permite ni hay a la vista adulones que lo propicien.

Fidel es una personalidad universal sin culto e irrepetible como jefe político y militar. Por ello, también, nos enorgullecemos: hermano, compañero, camarada, Comandante en Jefe… en tus 87 años.

*Editorial de Voz, boletín boliviano de solidaridad con el pueblo de Cuba, No. 169.

 

De sábado a sábado (261)

Evo Morales instruyó el desbloqueo del camino La Paz-Caranavi en 2011

Remberto Cárdenas Morales*

Antes de viajar a EE.UU. instruí el desbloqueo del camino entre La Paz y Caranavi, declaró el presidente Juan Evo Morales Ayma, a su retorno al país y luego de que policías acabaron con la vida de dos estudiantes de Caranavi: Mario Fidel Hernani y David Calisaya, el 7 y 8 de mayo de 2010, y luego de que fue desarticulado el bloqueo de esa vía.

En esa ocasión, a manera de explicación y quizá tras de alguna justificación, el entonces ministro de Gobierno, Sacha Llorenti Soliz, entre otras mentiras, dijo: Que en esa zona operaba un grupo político armado; que infiltrados habían disparado contra los estudiantes Hernani y Calisaya; y que las fuerzas policiales fueron enviadas al lugar del bloqueo para evitar un enfrentamiento entre los bloqueadores y cooperativistas auríferos que decidieron desbaratar la medida de fuerza de lugareños que pedían que, en Caravani, sea instalada una planta procesadora de cítricos, una promesa electoral incumplida del actual Presidente.

Nunca se investigó para confirmar o desmentir la existencia del grupo político armado del que parloteó el  ex ministro de Gobierno y ahora Embajador de Bolivia en la ONU; al revés de lo que afirmó Llorenti, se cuenta con testimonios suficientes que convencen de que los que dispararon contra los dos jóvenes caranaveños fueron policías; los datos de que se disponen muestran que los cooperativistas auríferos nunca tuvieron el propósito de enfrentarse a los bloqueadores; además, ellos se encargaron de asegurar que entre sus propósitos no hubo tal decisión.

Otra mentira de yapa del otrora Ministro de Gobierno: el estudiante Hernani herido de gravedad (tuvo muerte cerebral), era traído hacia la sede de gobierno para una cirugía para sacarle un proyectil que tenía alojado en su cabeza. En el trayecto de Caranavi hacia La Paz murió el herido y fue retornado, muerto, a su Caranavi natal. Sin embargo, por instrucciones de las autoridades y entre ellos por Llorenti, fue traído por segunda vez a La Paz, pero muerto. Sin embargo, el Ministro de Gobierno ordenó a los periodistas de su despacho que en un comunicado, que se distribuyó a los medios, se informó —en realidad se mintió— de que Hernani estaba gravemente herido y que sería sometido a una operación de urgencia.

Entre los heridos se cuenta a otro joven al que se le cortó una parte del intestino grueso, y recibió tratamiento en el Hospital de Clínicas de La Paz, con un éxito parcial. Sobrevive con las consecuencias de la herida de bala que padeció, entre otras cosas, sin haber recuperado el funcionamiento pleno de su aparato digestivo.

Entre otros, el informe de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de La Paz, encabezada por María Amparo Carvajal Baños, establece que luego de la desarticulación del bloqueo del camino La Paz-Caranavi, los policías recorrieron al menos tres kilómetros y cuando ingresaron a la ciudad de Caranavi, dispararon contra los estudiantes Hernani y Calisaya, los que integraban los grupos de pobladores de aquella capital de provincia que luchaban para que Evo Morales haga realidad su promesa electoral.

Luego de las acciones represivas, hubo una rara negociación entre el Presidente boliviano y dirigentes de los colonizadores de la región. De esas reuniones, entre otras cosas, los pobladores consiguieron el compromiso de los gobernantes para que se realice una investigación, “a fondo”, nacional e internacional, para establecer responsabilidades y, en especial, para que se descubra a los culpables de la muerte de los dos estudiantes de Caranavi y se determine el proceso y la sanción de acuerdo a las normas bolivianas.

Han pasado más de tres años y tres meses y, como informan los abogados de los familiares de los caídos en Caranavi, la investigación del Ministerio Público y de los jueces nada descubre; al revés, encubre. Encubre, por ejemplo, al ex ministro de Gobierno S. Llorenti al que, sin ser excluido expresamente de la investigación, nunca se lo citó ni siquiera para informar y menos como denunciado y querellado. Es decir, a uno de los principales responsables de la muerte Hernani y Calisaya, de los heridos que pasaban de 20, de los detenidos (también más de 20), goza de protección como Embajador boliviano nada menos que en la ONU, organismo que cuando menos, con resoluciones, defiende a veces los derechos humanos en diferentes países del mundo.

En rigor la investigación sobre el caso Caranavi, un desacierto monstruoso de los gobernantes y de Morales, no se realiza y lo que se hace es para encubrir no para descubrir.

Al comportamiento del actual Embajador boliviano en la ONU se suma lo que hizo desde el ministerio de Gobierno: persiguió con saña a los abogados Jorge Quiroz y Claudia Lecoña (esposos) que, por encargo de la APDHLP, defienden a los familiares de la víctimas de Caranavi. Por el abogado Quiroz, desde aquel Ministerio, se dijo que fue procesado por narcotráfico en Perú, país en el que nació; que seguía en una banda de traficantes de cocaína, cerca de la frontera peruana; que como policía que fue en su patria estuvo entre los represores de revolucionarios de Sendero Luminoso y del MRTA; que prostituía a su esposa… Además, policías allanaron el estudio jurídico de los dos abogados y mediante una agente, descubierta a tiempo, trataron de “sembrar” pruebas, probablemente cocaína, en ese local de abogados (edificio Asbún viejo), del que los uniformados se llevaron una computadora.

Esos cargos mentirosos contra los esposos Quiroz-Lecoña fueron creídos incluso por unos falsos defensores de los derechos humanos. Ahora se va restableciendo la verdad, también por lo que informó el detenido Boris Villegas, uno de los encargados de las maniobras sucias, ordenadas por los gobernantes, ejecutadas contra los dos abogados bolivianos: Lecoña por nacimiento y Quizoz naturalizado porque, según la vieja Constitución Política, tramitó su nacionalización sobre la base de que su esposa es compatriota nuestra.

A estos dos abogados, desde el gobierno, les siguieron juicios. Una de las consecuencias de esos procesos (parte de la represión política de este tiempo) fue un arraigo de los dos profesionales, el que ha sido suspendido después de un enojoso trámite.

En este tiempo indecoroso, presuntos delincuentes como Sacha Llorenti son premiados con cargos diplomáticos y abogados defensores de las víctimas de ese funcionario público son represaliados. Así ejercen el poder los que quieren que les creamos que ahora tenemos el Estado integral de Gramsci o el Estado plurinacional el que, para nosotros, es puro papo, como se dice, con propiedad, en lenguaje coloquial.

Un resultado luctuoso de la instrucción del presidente Morales para el desbloqueo por la fuerza del camino La Paz-Caranavi (2010), fue la muerte de Mario Fidel y David. Entonces un operador confeso fue su ministro de Gobierno, Sacha Llorenti Soliz. Sin embargo, ni éste ni el Presidente son investigados, ni lo serán, mientras sigan como inquilinos del Palacio Quemado. Pero la responsabilidad política de ambos, en el caso Caranavi, es imborrable. La historia no los absolverá.

La Paz, 17 de agosto de 2013

*Periodista

 

Flechas yurakarés

Continuidad amazónica en tres partes

Alejandro Almaraz

- 13/08/2013

http://www.paginasiete.bo/getattachment/d94ad4fa-1561-437f-9bf7-2f7bc7002e76/.aspx

Ocurrió en repetidas e incontables fechas a todo lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y gran parte de la primera mitad del siglo XX, en el norte amazónico de Bolivia: comunidades tacanas y de muchos otros pueblos indígenas son sorpresiva y cruelmente atacadas por grupos armados al servicio de los patrones barraqueros que agreden brutalmente a los hombres, violan a las mujeres, incendian las viviendas y se llevan consigo, a golpes y a rastras, a la comunidad entera. Es la “caza del bárbaro”, práctica institucionalizada que esclaviza a los indígenas amazónicos para usar su trabajo forzado y gratuito en la explotación gomera y castañera de su propio territorio, con la que los pioneros construirán sus fortunas y fundarán su heroica estirpe.

Los indígenas victimados no saben que existen los estados, que uno de ellos es la República de Bolivia, ni que esos bosques que habitan desde que tienen memoria son parte del territorio de ella. Lo descubrirán recién entonces; la muerte, la esclavitud y el miedo son la presencia de la patria republicana que se dice satisfecha por sacarlos del aislamiento y el atraso, e integrarlos a la civilización y el progreso.

Ocurrió en repetidas e incontables fechas a todo lo largo de la segunda mitad del siglo XX en el norte amazónico de Bolivia: comunidades tacanas y de los ya pocos pueblos indígenas que han sobrevivido a la “caza del bárbaro”, son sorpresiva y cruelmente atacadas por grupos armados al servicio de los patrones barraqueros que agreden brutalmente a los hombres, violan a las mujeres, incendian las viviendas y se llevan consigo, a golpes y a rastras, a la comunidad entera. Es el método de ampliación territorial de la barraca, sistema productivo dominante en la región que continúa cimentando las fortunas y el poder de la casta colonial, y que, por todo progreso social, ha sustituido la esclavitud con la servidumbre. Los indígenas victimados han escuchado que en alguna lejanía del país que les cayó encima, donde habitan otras gentes y otros jefes, ha sucedido una revolución, una reforma agraria, y los indios, como ellos, empiezan a tener derechos. Pero en su repetida desgracia, no acuden a ninguna autoridad ni institución pública porque saben perfectamente que allí, donde sus antepasados fueron libres y ellos son peones, el Estado, la revolución y la reforma agraria son los patrones barraqueros.

Ocurrió los primeros días de 2013 en el norte amazónico de Bolivia: la comunidad tacana de El Retorno es sorpresiva y cruelmente atacada por un grupo armado al servicio de los patrones barraqueros Rivero Galarza, que agreden brutalmente a los hombres, violan a las mujeres, incendian las viviendas y se llevan consigo, a golpes y a rastras, a la comunidad entera. Es la vigorosa continuidad del poder barraquero que, como siempre, hace de su insaciable apetito parasitario y de la violencia sádica y criminal con que lo impone, la única ley real en los dominios que tomó con el mismo fundamento. 

Los indígenas victimados han sido parte, durante décadas, de la pacífica lucha del movimiento indígena que desembocó en la apertura del proceso de cambio y en la proclamación constitucional del Estado plurinacional; han votado reiteradamente por Evo Morales para que un indígena como ellos los represente y los proteja desde la Presidencia del Estado refundado; y han seguido luchando por defender el Gobierno del primer presidente indígena. Por eso, desde hace siete meses vienen denunciando la agresión sufrida a todas las entidades públicas del Estado plurinacional involucradas en la administración de justicia y legalmente obligadas a intervenir en casos semejantes. Pero ninguna de ellas ha hecho algo que se parezca, siquiera remotamente, a la justicia prometida y esperada, ni siquiera porque el defensor del Pueblo ha corroborado la veracidad de la denuncia y algunos medios de comunicación han graficado el horror, y los agresores siguen impunes, campantes y poderosos. Han descubierto así, los tacanas de El Retorno, que en esos bosques heridos por la codicia, donde sus abuelos fueron hombres libres, sus padres fueron esclavos y ellos han osado la esperanza de reconstituir una comunidad autónoma, el Estado plurinacional, el proceso de cambio y el Gobierno del primer presidente indígena, como todo lo que les llegó de Estado, de ley o de gobierno, igual que las tierras y sus riquezas, no son suyos, sino que siguen siendo de los patrones barraqueros, de los Rivero Galarza.

Alejandro Almaraz es abogado. Fue viceministro de Tierras.

 

de nuestra tierra

CNN representa al imperio

Especial EVO CNN

En Estados Unidos tantas veces me humillaron, tantas veces me tergiversaron, tantas veces, inclusive, inventaron. Una vez quise aclarar en CNN, no me dejaron”.

Evo Morales / Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Ismael Cala, periodista de CNN, entrevistó al presidente Evo Morales el 10 de agosto. El jefe de Estado habló del Censo, del derecho marítimo boliviano y los ataques del imperio.

Fue dirigente cocalero, fue nombrado por la Organización de Naciones Unidas como defensor mundial de la Madre Tierra debido a su compromiso con los derechos del planeta, ha sido postulado en varias ocasiones al Premio Nobel de La Paz, recientemente fue distinguido en Argentina como Doctor Honoris Causa por ser uno de los referentes principales de la defensa de la dignidad, la igualdad e integración de los pueblos de Latinoamérica, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en esta hora exclusiva de Cala desde el Palacio de Gobierno, en La Paz, en el aire ya.

Saludos, soy Ismael Cala, desde el Palacio de Gobierno, aquí en La Paz, capital boliviana. Agradezco infinitamente al presidente Evo Morales y a su gabinete que nos conceda esta entrevista. Señor presidente, bienvenido a Cala, gracias por recibirnos en el Palacio de Gobierno.

Evo Morales: Muchas gracias, primero bienvenido, pero una aclaración muy importante, no he sido dirige cocalero; (fui) dirigente campesino. En la zona del trópico de Cochabamba no solamente se produce coca, sino todos los productos.

Cala: Dirigente campesino…

Morales: Dirigente campesino. Los medios de comunicación alguna vez nos satanizan como si fuéramos sólo dirigente cocalero.

Cala: Ok…

Morales: Segunda aclaración: en la primera elección que ganamos no estuve tres años, sino cuatro, que se entienda por favor, no es tres años, sino cuatro años de Presidente, y viene la nueva Constitución para ir a la nueva elección, con base en la nueva Constitución Política del Estado Plurinacional…

Cala: 2009, ok, y cuenta como su primer término dentro del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia, muy bien. Yo quisiera, Presidente, comenzar con la reflexión que es habitual, siempre hacemos una reflexión al inicio del programa y a partir de ahí empezamos nuestra conversación, y la reflexión tiene que ver con el tema del liderazgo, porque manifestó el profesor del liderazgo Warren Bennis una frase que me gustaría compartir con la audiencia y dice: ‘Los líderes no surgen de la nada, deben ser desarrollados y educados de tal manera que adquieran las cualidades del liderazgo, y es que para ser líder hay que tener una vocación de servicio, de ayuda por otros que padecen injusticia, por aquellos sectores que se encuentran vulnerados o por los que no tienen voz en nuestra sociedad. El liderazgo no es sólo una cualidad, es además una enorme responsabilidad de carácter social y personal, y yo creo justamente que de eso quiero comenzar a hablar con el presidente Morales, le pregunto a quien me está viendo: ¿cuáles considera que son los requisitos para que su liderazgo sea tomado en cuenta? ¿Se prepara diariamente para guiar o prefiere que lo guíen? Estas preguntas son para los que me están viendo, porque siento que todos los seres humanos nacimos con la posibilidad y el potencial de ser líderes de influencia en nuestras familias, en nuestras comunidades, de ser agentes de cambio, yo creo que ésa ha sido la historia de Evo Morales, una gente de cambio, de un líder. ¿Usted cree que el líder nace o se hace, Presidente?

Morales: Bueno, primero yo llegué a la zona del trópico de Cochabamba para sobrevivir, para mejorar la economía familiar, con mi padre, con mi hermano, no tanto con mi madre. Yo nunca había pensado ser dirigente sindical, menos Presidente, sin embargo he sido víctima permanente de los partidos de la derecha, los neoliberales, del imperio, al que representa CNN. Y automáticamente los pueblos defienden a su dirigente cuando el dirigente asume una defensa de un sector social tan importante del trópico de Cochabamba. No quería ser dirigente, estoy hablando de 1988, tenía mucho miedo de abandonar mis parcelas, mis pequeños bienes que hice gracias al esfuerzo, al trabajo. Esto de madrugar no viene de Presidente, ni de dirigente sindical, ni del Chapare, sino desde la niñez. Yo estoy convencido de que es muy importante el tema de la autoeducación, porque cuando iba de niño a la escuela, dejando la comunidad, Isallave al cantón de Orinoca, me levantaba temprano, no había luz, menos agua potable; era todo con mechero y tenía que ir temprano al cerro para estudiar, a veces iba muy temprano porque no amanecía, esperando en el frío empezaba a estudiar; y bueno, desde el cerro, un trote rápidamente para llegar a la casa, preparar el desayuno e ir a la escuela, al colegio, ésa es parte de mi vida.

Cuando asumí la responsabilidad de dirigente identifiqué, identificamos, entre el movimiento campesino a los enemigos internos y externos: internos los partidos, por entonces, enemigos del movimiento campesino indígena originario, y la presencia del Estado en el trópico de Cochabamba era con militares, policías, además de eso la base militar de los Estados Unidos; eso nos hizo despertar ¿Qué estaba pasando? ¿Qué ocurría? Y por tanto teníamos que hacer una profunda reflexión de manera conjunta en nuestras reuniones de la Federación, de las centrales, de los sindicatos en las cinco federaciones, ahora son seis, una reflexión profunda. Por eso a veces digo que yo muy poco conozco de talleres, seminarios. Nuestros talleres, seminarios han sido el sindicalismo campesino organizado, desde las bases pasando por las distintas estructuras de la organización sindical, hasta la Confederación…

Cala: Y usted… ajá

Morales: Por favor le pido, déjeme desarrollar. Le pido.

Cala: Lo estoy escuchando…

Morales: Cada vez, cada vez estaba cortándome…

Cala: Quería hacerle una acotación, pero usted termine por favor, yo le escucho.

Morales: Yo justamente he sido víctima cada vez de CNN aquí, allá. Si ayer tuvimos problemas es justamente por eso. Una vez, a mí CNN me invitó a jugar en Estados Unidos, contento llevé a mi equipo de futsal; cuando me postergaron nunca me quejé públicamente como usted se quejó de la suspensión de la entrevista, valga la oportunidad para aclarar, y cuando yo hice preguntar con el Ministro de la Presidencia (Juan Ramón Quintana) si no van a haber recortes, usted dijo: ‘No; vamos a editar’, eso significa que se harán recortes, cambiar, eso no quiero. En Estados Unidos somos humillado por su medio de comunicación permanentemente, me dicen en la entrevista que vamos a sacar todo, pero finalmente no lo hacen. Me callé, no me he quejado cobardemente. Humildemente me he aguantado… si fuera otra entrevista…

Cala: Ajá…

Morales: Escúchenme por favor, déjeme desarrollar, eso de cortar es como cortar la libertad de expresión…

Cala: Claro, pero yo le voy a dejar hablar, lo único que pretendo es que hagamos un diálogo, y tengo que aclarar que efectivamente no sólo CNN, sino muchas cadenas de noticias se reservan el derecho de editar las entrevistas, y lo que sí no hacemos o tratamos de que no ocurra, pero sé que usted ha tenido experiencias bastante negativas con este tema de cortar sus entrevistas cuando se les ha prometido que no se corten, yo le garantizo que en el caso de este programa, a pesar de que la cadena pueda cortar fragmentos de las entrevistas para sus noticieros y otros espacios, siempre tratando, como usted ha dicho, de que no se saque de contexto o redireccione el tema y la idea que usted expresa, pero en este programa le tengo que decir que desde nuestro primer momento se informó que va a ser grabado en directo, tal como está siendo transmitido en este momento por CNN. Creo que ha habido, Presidente, un tema de conflicto de información, porque yo no me he quejado de usted, no tuve la posibilidad de conocerlo hasta hoy, simplemente he expresado ante los medios que me han preguntado por qué se canceló la entrevista. Su Ministro de la Presidencia me informó que usted estaba cansado, agotado por las celebraciones patrias y que además había habido un cambio de agenda, sin embargo, lo que usted expresa públicamente en televisión es que le han dicho que la entrevista va a ser editada, entonces si su Ministro de la Presidencia me hubiese dicho que ése es el temor, nosotros le hubiéramos dado las garantías de que este programa iba a ser transmitido tal cual está ocurriendo, y eso es lo que le quiero decir. Si usted considera que mi actitud de informar a la audiencia, que esperaba esta entrevista, es cobarde, yo lo acepto porque créame, Presidente, no lo tomo nada de esto personal, creo que son gajes del oficio.

Morales: Mira. El Ministro de la Presidencia textualmente me ha informado, porque a la una de la tarde pregunté si no iba a haber recortes en la entrevista, la pregunta (que se le hizo a usted); su respuesta fue: ‘Sí, se va a editar’, so pretexto de editar siempre cortan, como ahora también direccionan, eso es lo que no quiero…

Cala: Y eso no va ocurrir…

Morales: Quiero que salga. Ése es el tema. Pero repito, estás en Bolivia no estás en Estados Unidos…

Cala: Por supuesto…

Morales: En Estados Unidos tantas veces me humillaron, tantas veces me tergiversaron, tantas veces, inclusive, inventaron. Una vez quise aclarar en CNN, no me dejaron. ¿Qué dijeron? Alianza de un terrorista con un narcotraficante. Ponen una fotografía del ex presidente de Irán (Mahmoud Ahmadinejad) y mi fotografía, personalmente solicité aclarar, no me dejaron, así me humillan, así me ofenden; y cuando usted, porque se ha suspendido la entrevista, se queja a la prensa, yo nunca me quejé, me aguanté, ésa es nuestra diferencia. Claro entre periodistas se protegen, pero yo no tengo esa posibilidad, y cuando quiero aclarar, no me dejan aclarar, cuando reclamo tampoco quieren corregir. Ahora, sabemos a quien representa CNN; sé, usted, a quien representa, sé también por qué usted se ha escapado de Cuba hacia Estados Unidos, pero eso no está en debate, entonces…

Cala: Presidente, pero usted habla… Cuba

Morales: Déjeme hablar, por favor…

Cala: Ajá, ajá…

Morales: Déjeme hablar. Sé también que usted representa al imperio y no a los pueblos, sé que usted representa a las estructuras del sistema capitalista, imperialista; tienes derecho, es un derecho, es un derecho que se respeta. No representas (el lugar) donde has nacido, ni defiendes a los pueblos, ésa es nuestra diferencia. Dentro de ese marco, con cualquier argumento hacer quedar mal, ‘he venido de tantas veces y no ha habido entrevista’, es otra humillación. Eso no quiero, eso no acepto.

Cala: Yo le digo que no, que al contrario, no es una humillación, por favor le pido que no lo tome de esa manera. Nosotros hemos venido con el mejor de los deseos a conversar con usted porque siento que incluso a raíz del último incidente que ha ocurrido con su avión presidencial su actitud y la actitud de los pueblos, vecinos, han convertido a Evo Morales en un estandarte a nivel no sólo de América Latina, sino en el mundo. Respeto además su posición antiimperialista. Me llama poderosamente la atención que usted diga que yo me escapé de Cuba, porque cuando uno habla de que se escapó de un lugar estamos hablando de que se escapó de la cárcel, yo simplemente opté por el derecho de cualquier ciudadano del mundo libre de decidir, abrir mis horizontes y vivir fuera de mi país natal, con el cual espero, en algún momento, poder retribuir todo lo que me dio por 28 años. No represento al imperialismo y créame que me siento tan latinoamericano como usted. Pero quiero decirle, le traigo un regalo, yo vengo con la mejor de mis intenciones, éste es mi primer libro, ahí lo dejo para cuando usted pueda darle una ojeada, y quiero entrar en la conversación sobre el incidente del avión. Estaba leyendo los periódicos del 8 de agosto y vi que usted, según una encuesta publicada, ha repuntado en los niveles de popularidad, aquí en el país, más del 55 por ciento del país le da su apoyo, si fueran las elecciones ganaría con ese nivel de apoyo. Después de todo lo ocurrido ¿qué sabor de boca le dejó este incidente del bloqueo del espacio aéreo, todos los países involucrados le han pedido disculpas y usted las aceptó, pero cómo queda en la memoria de Evo Morales este incidente?

Morales: Primero para seguir aclarando, conozco periodistas que trabajaron en CNN, se sienten latinoamericanos, defensores de los pueblos, de los sectores más humillados y no defienden la estructura del imperio, del capitalismo renunciaron, y usted sabe muy bien eso…

Cala: No, no sé…

Morales: La mejor forma, la mejor forma de defender a los pueblos del mundo, cuando son usados por ciertos medios de comunicación, es renunciar…

Cala: O sea que me pide, que si yo represento a América Latina renuncie…

Morales: Pero estoy hablando, por favor déjeme hablar, déjeme hablar, ésas son las normas para conversar acá. Entonces, no es que renuncie, ésa es tu posición, respeto, pero conozco a periodistas en Bolivia y en el mundo y en CNN, pues cuando CNN usa a ese periodista para defender todo el sistema capitalista o imperialista, prefiere renunciar y se va, eso es lo que estoy diciendo.

En el segundo tema, bueno sobre este incidente puede preguntar al Presidente de Estados Unidos (Barack Obama), donde usted vive, él sabe qué y cómo eran los planes, para mí ya pasó este tema, no le doy importancia y además de eso yo no creo en las encuestas por la siguiente razón: en 2005, en la campaña, todos, casi de manera uniforme, los medios de comunicación decían que Evo va a ganar, el MAS va a ganar con el 30 por ciento, con el 33 por ciento, máximo, y Podemos, por entonces una agrupación, estará con el 2 por ciento, pero casualmente con una empresa que hace encuestas me encontré en Santa Cruz y me dice: ‘Usted va a ganar con más del 50 por ciento, y le digo que diga eso, y no lo dice. No sé si insinuaba para que le dé plata. No sé, no entendí, y finalmente ganamos con el 54 por ciento. En 2009, durante la campaña, igualmente dijeron que iba a ganar con el 48 por ciento, 49 por ciento, cuando ganamos con el 64 por ciento. Ésa es la experiencia, por eso no creo en las encuestas. Las encuestas se hacen en el eje central, en La Paz, El Alto, Santa Cruz, Cochabamba, y evidentemente hay una buena aceptación en las áreas rurales, aunque la población de las áreas rurales ya no es como antes, que es más que las ciudades, ahora la población está más concentrada en las ciudades, puede influir ese tema, pero yo siento que el pueblo reconoce el esfuerzo, el trabajo que hacemos, el servicio, eso aprendí. Antes de aceptar ser político, al político se lo veía como un delincuente, farsante, maleante, yo decía que no quería entrar ahí, ser parte de eso, pero siento que gracias a los movimientos sociales, en especial al movimiento indígena originario, empezamos a dignificar la política, ahora es servicio.

Cala: Presidente, quiero hablar del Censo. En los últimos días he estado leyendo la prensa boliviana y ha habido una controversia con los resultados del Censo 2012 debido a que usted hizo unos anuncios preliminares de los resultados del Censo, y luego los resultados finales no coinciden en cuanto a cuál es el departamento, la ciudad más poblada, y sobre todo los índices de cuánto es el porcentaje de los bolivianos que se autodefinen de las etnias originarias ¿Cuál es la lectura que usted tiene de todo lo que ha ocurrido en el tema del Censo?

Morales: Primero, algunos representantes de partidos, de regiones, los mismos medios de comunicación, insinuaron que podíamos dar los datos preliminares, evidentemente yo le pedí a la Ministra de Planificación (Viviana Caro Hinojosa), al personal del INE (Instituto Nacional de Estadística) si podíamos anticipar algunos datos, me hicieron llegar y comunicamos esos datos, que no eran oficiales, sabía todo el pueblo boliviano; sin embargo, cuando terminaron los datos oficiales fueron muy diferentes ¿cuál es el que más vale, los datos oficiales o los datos preliminares? Los datos oficiales, y cuando hay desconfianza, no de todos, sino de algunos sectores, yo dije que venga de donde venga una auditoría, que se verifique. A mí también me gustaría saber si los técnicos realmente hicieron un buen Censo, está abierto, pero cuando yo lancé eso ahora nadie quiere hacer este trabajo, pero nunca toman en cuenta los avances en temas sociales, yo me quedé impresionado, nunca comentan eso, por tanto hacen uso político del Censo. Estoy esperando, sean autoridades legalmente electas o dirigentes legítimamente electas, de cualquier sector social, hagan una auditoría, hoy podemos hacer comentarios de los resultados, pero también estoy convencido, ¿por qué no quieren hacer auditoría?, si llega algún organismo internacional, hace la auditoría, va a decir las verdades y los resultados, en nuestra gestión, en el tema social es impresionante, eso políticamente a los opositores les afecta, ahora ya no piden auditoría, sólo dicen que se tiene que hacer otro Censo, que hay que suspenderlo, ése será siempre el debate.

Cala: ¿Y se arrepiente de haber apresurado esos resultados preliminares?

Morales: Sí, es un error haber dado el informe preliminar del INE, ése ha sido un gran error, debería procesarse e informarse los resultados… primero no me gusta manipular, peor tergiversar, no soy parte de eso, quién sabe también eso me ayudó desde la lucha sindical hasta el trabajo presidencial, no me gusta manejar en cúpula, no, nunca he conocido como dirigente, ni ahora como presidente, menos en la familia, siempre he sido transparente, sincero y sigo convencido de que la mejor manera de construir confianza es con sinceridad. Sabe el gabinete que les consulto cuando tengo problemas, les consulto hasta en cuestiones personales, porque es un equipo de trabajo, es una familia el gabinete y tengo que ser sincero con ellos, pero también hay duros debates, especiales cuando se trata de cómo ejecutar obras para que haya resultados del trabajo, entonces ése es el debate que tenemos, pero sincero, abierto; y si estoy equivocado, reconozco, ¿cuántas veces mis iniciativas, mis propuestas son derrocadas, derrotadas por el gabinete? Así trabajamos, eso aprendí, pero también quiero decirle algo importante, cuando estoy seguro que una propuesta mía va a ir bien, no consulto, porque estoy seguro que va a ir bien…

Cala: Y toma la decisión…

Morales: Tomo la decisión. Eso hice como dirigente y ahora como presidente y cuando tengo dudas consulto, me acuerdo en el Chapare, en la zona del trópico de Cochabamba, las Seis Federaciones, los compañeros piden una cosa, yo no estoy seguro, yo pido otra cosa, tampoco estamos muy seguros, hemos vivido momentos difíciles. Al día hemos tenido dos, tres muertos en esa arremetida de los Estados Unidos con su política de coca cero, desde la base militar de Chimoré, entonces tras ampliado, ampliado, y finalmente me rebasan las bases porque el dirigente no sólo tiene que acatar lo que dicen las bases, el dirigente tiene que orientar, tiene que estar seguro de que alguna acción va a salir bien. Yo cuando me sentía rebasado decía: ‘Yo no estoy de acuerdo, pero si sale mal esta acción, no me echen la culpa a mí, todos estamos decidiendo, todos vamos a ser responsables. Por entonces íbamos a eso, a arriesgarnos, y cuando sale bien no es decisión del dirigente, sino de las bases, muy bien; y cuando sale mal, todos nos hemos equivocado, y hay que reconocer.

Cala: Y en el tema del Censo, para que nuestra audiencia internacional, obviamente los bolivianos saben muy bien lo que está pasando, porque ha sido muy polémico que en algunos departamentos, sectores de la oposición, han convocado a manifestaciones para rechazar los resultados del Censo y sobre todo en Santa Cruz, que es un bastión de la oposición al gobierno de Evo Morales, a los resultados preliminares favorecerles y luego los resultados oficiales no favorecerles, como se había anticipado, pues ahí han entrado en duda si hubo una manipulación con los datos, pero en cuanto en el tema de las etnias me gustaría escuchar ¿si a usted le sorprendió, como a mí, el leer la diferencia de los resultados de 2001, cuando eran más del 60 por ciento los que se autoidentificaban como parte de los pueblos indígenas, a un 40 por ciento, o sea que hubo un descenso muy grande en los resultados de 2001 a 2012, lo que dice que ya no es mayoría, lo que se supone que eran las minorías de las 36 etnias bolivianas, ¿cómo ve usted? ¿Cambia el panorama del llamado Estado Plurinacional boliviano?

Morales: Primero, no ha habido manipulación, tergiversación. Una cosa es el informe preliminar otra el informe oficial, aquí lo que vale es el informe oficial, y sobre eso vengan a verificar, bienvenido. Nunca ocultamos datos. Segundo tema, a ver ¿qué yo siento? Un solo dato, en las Fuerzas Armadas algunos ministros crearon algunas facilidades para que pueda ingresar el movimiento indígena para ser cadetes de las Fuerzas Armadas; Igualdad de Oportunidades se llamó este programa, pero una vez fui a un acto y vi a unos jovenzuelos que esperaban a ser cadetes de las Fuerzas Armadas y tenían mal puesto el poncho, mal puesta la pollera, el chullo, la gorra mal puesta, y le dije al Comandante: ‘¿Quiénes son esos jóvenes?, dígame. Y me dice que esos son del programa, entonces yo los llamó a los chicos y les pregunto: ‘¿Ustedes a quién representan? Bueno sí, somos de este programa (me contestan). Y otra vez les pregunto ¿dónde vive su papá? (y me responden) en la ciudad de La Paz, en la ciudad de Cochabamba, de Santa Cruz, ¿qué idioma hablan? No hablan ni quechua ni guaraní; en Santa Cruz tuve un problema con una de las mamás de ellos, (ella me dijo): ‘No, hace tiempo vivimos en la ciudad, somos guaraní y mi hijo no habla guaraníes’. Yo por lo menos digo que hay una oportunidad, porque antes las Fuerzas Armadas eran de casta, de la gente pudiente, de los empresarios, nunca podía postularse un Mamani, un Ayma, un Vilkarani, un Condori, nunca. Ahora, hace dos, tres años veo subtenientes de apellido Mamani, Condori, Colque; sorprendido, por eso preguntaba ¿qué estaba pasando acá? Y hay compañeros y compañeras que antes por falta de servicios básicos, por conocer la luz, agua potable, televisión entraban a la ciudad y siento, a lo mejor estoy equivocado, no soy sociólogo para estar investigando estas cosas, me imagino, que esta persona va creciendo, ya no se siente guaraní, ni quechua, ni aymara, y cuando uno entra a la ciudad piensa que tiene otro rango de vida…

Cala: Claro…

Morales: Siento así, aunque quiero decir que con los programas sociales que estamos implementando algunas familias, no serán muchas, tal vez pocas, van retornando de la ciudad al campo por que hay servicios básicos, hay telefonía, ayer estaba en un acto, en Totora, me decían que sólo a diez comunidades les falta energía eléctrica, yo contento. Estos resultados tenemos, entonces, esa gente que antes ingresaba a las ciudades para conocer luz, otras cosas, ya se quedan ahí, y, lamentablemente, me imagino, se ha hecho censar no como aymara, no como quechua, pienso así, habrá que investigar…

Cala: Claro…

Morales: Me sorprende a mí también cómo es posible que rápidamente pueda bajar del 60 al 40 por ciento, algunos dicen que están mal planteadas las preguntas, pero quiero que sepa que éstas se han consensuado con los movimientos sociales, las gobernaciones y la alcaldías de todo el país. Las gobernaciones y las alcaldías eran parte del Comité Departamental del Censo, ellas han participado. Y si somos culpables, todos somos culpables, todas las gobernaciones, toda la oposición, todo el Gobierno es culpable, porque nunca se ha manejado de manera oculta. Ahora, dentro del movimiento indígena ya exageraban, querían que cada pueblito se haga censar como chipaya, afroboliviano, hubo varios debates para preparar la boleta correspondiente.

Cala: Presidente, vamos a hablar brevemente de sus aspiraciones sobre el tema de la demanda a la salida del mar para Bolivia con Chile, sé que ustedes tienen más de 20 mil documentos como evidencia para presentarlos en La Haya, ¿usted realmente piensa que Bolivia puede ganar esta batalla?

Morales: Primero, no es una aspiración ni de Evo ni del pueblo, es un derecho; no es una aspiración como una reivindicación, es una reintegración marítima, por supuesto tenemos mucha confianza en La Haya, hemos revisado las normas internacionales, los tratados internacionales. Hemos revisado los hechos históricos, cómo se ha producido la pérdida de salida al mar para Bolivia, cómo ha sido la invasión, cuantos días y después de cuántos días declara la guerra, cuando ya está invadida Bolivia, y tantos intentos de resolver el mar a Bolivia de parte de los ex presidentes, apoyo de organismos internacionales, como la OEA. Y tenemos toda la documentación correspondiente, no es que estamos solamente esperando la buena voluntad, sino tenemos argumentos jurídicos, históricos y económicos para que se repare el daño de parte de Chile a Bolivia.

Cala: Aceptaría por ejemplo si Chile le da a Bolivia en usufructo gratuito un puerto, pero que no tenga soberanía sobre la zona.

Morales: No; es un tema de soberanía.

Cala: Hablando por ejemplo del caso de Edward Snowden, ¿usted lo ve como a un héroe o alguien que ha puesto en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos?, porque es un caso que no únicamente ocurre en EEUU, en todos los países hay casos similares.

Morales: Si ha puesto en peligro la seguridad de EEUU, pero no del mundo, para mi Snowden es agente rebelde de inteligencia que denunció espionaje, que el Gobierno de EEUU no está respetando normas internacionales. Bueno que EEUU espíe a sus opositores estoy de acuerdo, pero también a sus aliados, levanta muchas sospechas y de verdad yo tengo mucho respeto, es como defender la humanidad en el mundo, es la actitud de ese agente de EEUU.

Cala: No sé si usted ve alguna similitud, quiero que me lo aclare, porque conversando con algunas personas me decían que en Bolivia está el caso del senador Róger Pinto, que está en la Embajada del Brasil y que no recibe el salvoconducto del Gobierno boliviano para que abandone la Embajada y pueda tener el asilo que Brasil le concedió, ¿hay algún punto de referencia entre Snowden y Pinto para usted, ya que es un caso boliviano?

Morales: Antes de acudir a la Embajada de Brasil ya tenía arraigo de la justicia boliviana, ahora creo que tiene una sentencia, es decir que no es un perseguido político, es un delincuente político que tiene muchos procesos, los acuerdos internacionales y tratados sobre refugio y asilo, dice que quienes están en las manos de la justicia boliviana, que antes de apelar ya tenía arraigo es imposible dar cualquier salvoconducto, son normas nacionales e internacionales, yo siento que lamentablemente algunos de nuestros subalternos en Brasil no quieren, eso oportunamente se sabrá.

Cala: ¿Entonces cuál ve que sea el futuro de esta situación, indefinidamente el señor Pinto viviendo en la Embajada del Brasil?

Morales: Es su derecho, repito está en manos de la justicia por muchos casos, que ni siquiera este Gobierno empezó, son denuncias de antes ha sido prefecto del departamento de Pando, no quiero abocarme a esos temas porque a veces tengo muchas diferencias con la justicia boliviana, pero es una institución autónoma tiene derecho a juzgar, algunos acusan que utilizamos la justicia. A mí en 1988 me procesaron, me he presentado, me he defendido, casi todo les he ganado, me expulsaron del Congreso Nacional, el objetivo era inhabilitarme mediante una sentencia, no pudieron gracias al pueblo, algunos dirigentes, algunos políticos no se presentan a la justicia, algunos se escapan a EEUU, yo no me he escapado me he defendido con la verdad y les he ganado, pese a que no tengo buena relación con la justicia, antes igual.

Cala: Todo lo contrario a lo que algunos piensan, qué usted controla  la justicia del país.

Morales: Jamás, perdone algunos abogados o abogadas son como el plátano medio chuecos, tengo muchas dudas de su comportamiento;  me dicen que la policía hace mucho esfuerzo en perseguir y luchar contra los narcotraficantes, lo envían a la justicia, los jueces lo liberan y el mismo colombiano o boliviano está detenido y con pruebas fehacientes, la tarea de la FELCN es detenerlos y entregarlos a la justicia, si encuentran una avioneta con droga pasan meses o años se devuelve la avioneta al dueño.

Cala: Presidente, ¿cómo está su salud, quiero saber?

Morales: Muy bien.

Cala: Muy bien, ¿se levanta muy temprano tiene toda la energía y fuerza de sus años de dirigente sindical todavía?

Morales: Sí, llegamos a la una de la mañana de Cochabamba, tenía tres actividades, partí a las 5.30 por tierra para ir a un acto porque en ese lugar se nubla bastante, llegamos a las 8.00 después de viajar como dos horas y media por tierra, retornamos y salimos de esa zona nubosa a otro acto, llegamos a las 11 en punto, de medio camino nos recoge el helicóptero nos fuimos a otro acto y en la ciudad de Cochabamba retornamos de unas actividades y llegue en la tarde, y si le hice madrugar (a las 5.00, del sábado 10) es porque a las 8.00 tengo que estar en Trinidad, Beni con todos los alcaldes recogiendo los proyectos del programa Mi Agua III. 

Cala: ¿Quiero que me diga que le quita el sueño, porque yo me imagino que hay una alta responsabilidad siendo Jefe de Estado?

Morales: No sé si es un secreto, pero cuando subo al helicóptero o al avión duermo 10 o 15 minutos, y ya estoy, como dicen, chalina, como cero kilómetros, esa es la ventaja que tengo.

Cala: ¿Entonces toma 15 minutos y puede recargar baterías?

Morales: Sí, a veces, usted conoce, bajando de la ciudad de El Alto, del aeropuerto a acá (Palacio) duermo 5, 10 o 15 minutos me ayuda bastante, o subiendo de acá, duermo en el carro, ya estoy muy bien, esa es la ventaja.

Cala: Me quedan muchísimos temas de actualidad y un poco de carácter humano también que es mi intención conocer al ser humano detrás del líder y estandarte mundial en que se ha convertido Evo Morales no sólo como Presidente de Bolivia sino como abanderado de un movimiento antiimperialista en todo el mundo. Presidente no más preguntas, última palabra, su minuto y medio final antes de terminar este programa.

Morales: Primero nuevamente expresar mi molestia sincera, periodista como usted siempre han llegado acá y por trabajo y otras razones se han suspendido entrevistas y nunca se quejaron públicamente de que me suspendieron la entrevista, nunca. El segundo tema por qué mi reacción, se imagina usted cómo si no es su Gobierno, pero donde usted vive, el Gobierno de EEUU antes, hoy nos ofenden y maltratan, a una ministra de pollera, que va a cumbres, reuniones, incluso les hacen sacar sus zapatos, a una Ministra, por supuesto tiene la documentación correspondiente como diplomática. Al hermano Vicepresidente le bajan del avión de la línea norteamericana, por eso nuestra molestia cuando usted dice que se suspendió y se queja a la prensa. Nosotros humildemente, he aguantado tantas cosas que me hacen (Cala: yo lo entiendo) y finalmente es su derecho quejarse, por supuesto, pero no comparto con esa clase de demandas ante la opinión pública; saludo su visita, ojalá nunca más se repita esto y se entreviste para debatir de manera transparente, directa, además con mucha sinceridad para bien de quienes nos ven en este programa.

Cala: Muchísimas gracias señor Presidente, para mí ha sido un placer y gracias a ustedes por la sintonía, me despido recordando que el secreto del buen hablar es saber escuchar.

“Tenemos argumentos para que se repare el daño de parte de Chile a Bolivia.

Evo Morales / Presidente

 

Villegas afirma que Sacha Llotenti dio la orden de reprimir en Chaparina; revela ‘infiltración’ de militares en marcha indígena; FFAA callan y Gobierno pide pruebas

El exdirector de Régimen Interior revela su verdad

Villegas: Hubo militares infiltrados en Chaparina

Acusó al exministro Llorenti de haber ordenado la represión. También lo sindica de haber armado un show mediático con policías heridos para lograr respaldo internacional y repudio a los indígenas 

El Deber, 08 de agosto de 2013 | Ed. Impresa

http://www.eldeber.com.bo/2013/2013-08-08/images/ss_ad.jpg

 

Se considera víctima de una tramoya política y un preso político. Pidió otra declaración más

Guider Arancibia Guillén -   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Boris Villegas, exdirector de Régimen Interior del Ministerio de Gobierno que estuvo al frente de la intervención a la VIII marcha indígena en defensa del Tipnis en Chaparina el 25 de septiembre de 2011, reveló que entre los infiltrados no solo había policías, sino también militares.

Estas afirmaciones las hizo el 1 de agosto desde el penal de Palmasola, donde realizó una declaración ampliatoria dentro de la investigación que el Ministerio Público sigue en contra de los que intervinieron el movimiento indígena y que son sindicados por los delitos de vejámenes y torturas.

Las autoridades que escucharon el testimonio de Villegas, al que tuvo acceso ELDEBER, fueron los fiscales paceños, Patricia Santos y Róger Velásquez.

Los fiscales le preguntaron al ex funcionario gubernamental, sindicado de ser parte de una presunta red de extorsión nacional y que está detenido preventivamente, qué sabía de los planes de intervención a la marcha, del supuesto secuestro del canciller David Choquehuanca y sobre la presencia del personal de Inteligencia de la Policía infiltrado en el movimiento, como la cabo Angélica Cáceres.

“Cualquier policía sabe que una de las labores fundamentales de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) es la de infiltrarse en manifestaciones, bloqueos, donde haya aglomeración, en la cual se estaría conspirando contra el Gobierno. Desde que empezó la marcha,  una de las tareas de la DNI fue infiltrar agentes”, indica en principio Villegas y luego detalla que la marcha estuvo vigilada de manera permanente por el coronel de Policía Víctor Maldonado; el comandante general de la Policía, Jorge Santiesteban; y el entonces ministro de Gobierno, Sacha Llorenti. El exfuncionario añade en su declaración: “Debo informar que me llevé una sorpresa llegando a Yucumo, porque también encontré que la marcha estaba infiltrada, monitoreada y seguida por Inteligencia Militar. Desconozco qué autoridad ordenó su presencia y seguimiento. Yo no sabía quiénes eran los infiltrados, solo sabía de los reportes que ellos pasaban para la evaluación y toma de decisiones”, revela Villegas.     

Infiltrados provocadores

El procesado, luego de hacer conocer que además de policías también había militares infiltrados en la movilización indígena, explicó a los fiscales que en las imágenes del supuesto secuestro al canciller se puede observar a un grupo de agentes que tenía la misión específica de generar disturbios en el movimiento.

De acuerdo con lo expresado por Villegas, estos policías son parte de los provocadores de Inteligencia de la Policía.

También hizo conocer que la falta de medios logísticos y de vehículos para la intervención en Chaparina fue solucionada con motorizados de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), unidad uniformada dedicada a la erradicación de plantaciones de hoja de coca y que está conformada por policías y militares.

“Cuando llamé al ministro Llorenti a La Paz para solicitarle más camionetas, me indicó que ya había hablado con el coronel (Williams) Kaliman, que era el comandante de la FTC. Me respondió que eso era lo máximo que los ‘milicos’ podían darnos”, expresa en otra parte de su testimonio Villegas.

Llorenti dio la orden

Respecto a la persona que dio la orden para intervenir la movilización indígena, el exdirector de Régimen Interior fue claro al señalar que fue el exministro de Gobierno Sacha Llorenti. 

Además, afirmó que la determinación fue transmitida al contingente policial por el exviceministro de Régimen Interior Marcos Farfán. “Los oficiales allí reunidos expresaron su malestar con esta orden, tanto así que Farfán y mi persona salimos al patio para comunicarnos con Llorenti. Fue enfático al señalar que esa orden debería cumplirse sí o sí esa noche, con las consecuencias políticas que ello acarrearía...”, aclara Villegas.

Show con policías heridos

Otra de las revelaciones que hace Villegas sobre el caso Chaparina tiene que ver con el hecho de que se armó un show mediático con policías heridos  que llegaron a La Paz junto con el Choquehuanca, luego de ser evacuado en una aeronave. 

“Busca a los que están más jodidos, 5 o 6 policías y embarcalos en el mismo avión con el canciller. Yo le dije que eso no era necesario... No importa, es necesario que hagamos show, yo voy a mandar ambulancias para que los recojan y tal cometido fue cumplido... En pleno aeropuerto Llorenti y el canciller dieron una conferencia de prensa consiguiendo el respaldo a la acción del Gobierno y el repudio internacional a los marchistas que supuestamente habían secuestrado a (David) Choquehuanca”, sostiene Villegas 

La resolución de premios fue hecha en Cochabamba

El fiscal general solo la firmó

Villegas aseguró que el exfiscal general Mario Uribe solo firmó la resolución de rechazo que se elaboró en Cochabamba.

Maldonado también, premiado

Según Villegas, el exministro Sacha Llorenti y el exjefe de Inteligencia de la Policía Víctor Maldonado, fueron premiados por el Gobierno. 

Presidente, vice y ministro

La resolución de rechazo que excluye a varios favoreció también al presidente Evo Morales, al ‘vice’ Álvaro García y al ministro de Gobierno.

Una reunión en Cochabamba

Hubo una reunión clave en Cochabamba entre Sacha Llorenti y Wilfredo Chávez para definir la resolución de rechazo. Viajaron a Sucre para hacer simplemente firmar con el fiscal general de entonces, Mario Uribe, también excluido. 

La misión de Nardi Suxo

Villegas revela que la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, se encargó de frenar las medidas cautelares contra Marcos Farfán ante las amenazas de hacer públicos los hechos. La autoridad gubernamental negó estas sindicaciones y recordó que ella fue quién acusó al exviceministro Farfán.

Chivos expiatorios

Se buscó chivos expiatorios en mandos medios, como al general de la Policía que está con arresto domiciliario y procesado por este caso. Los verdaderos responsables están libres. 

http://www.eldeber.com.bo/villegas-hubo-militares-infiltrados-en-chaparina/130808004004

 

derechos a informar, comunicar, opinar e interpretar

Ex secretario Ejecutivo de periodistas nunca aprobó proyecto de ley de transparencia

La Paz, 15 de agosto de 2013

Señores

Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados de la ALP

Presente

Señores:

Ref.: El ex secretario Ejecutivo de la CSTPB que firma esta nota jamás aprobó ni el

actual ni otro Proyecto de Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública

En la Audiencia Pública convocada por la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, realizada anteayer martes 13, el Presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados sugirió que quien suscribe esta carta, entonces secretario Ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB), aprobó el actual o un anterior Proyecto de Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Sensiblemente, a pesar de haber pedido la palabra con insistencia, el diputado Héctor Arce Zaconeta me impidió el derecho de hablar para aclarar: que con la actual Ministra de Transparencia, Nardy Suxo, nunca aprobamos proyecto de ley alguno, aunque con ella nos reunimos (dirigentes sindicales y profesionales de los trabajadores de los medios de difusión), para conversar sobre ese documento, cuando era Viceministra de Transparencia e incluso en ese tiempo en el que se desempeñaba como funcionaria, en Bolivia, de la Fundación Carter, de EE.UU.

En esas reuniones con la señora Suxo, respecto del Proyecto de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, sostuve un criterio similar al que resumí en la carta que entregué a esa Comisión parlamentaria, en representación del semanario Aquí, contenido que expuse en la Audiencia Pública citada: que no se establezca ninguna otra prohibición al derecho de acceso a la información pública y que sólo se incorporen las prohibiciones, a ese derecho, establecidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos firmada en San José (Costa Rica, 1969), la que es Ley de Bolivia (11-01-93). Esas prohibiciones al derecho de acceso a la información pública deben “asegurar”:  “a) el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, yb) la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas”.

Básicamente, antes y ahora, mantenemos ese criterio respecto de una posible ley de transparencia y acceso a la información pública. Por tanto, ratifico mi rechazo a las prohibiciones al derecho de acceso a la información pública proyectadas en el documento, que nos ocupa y preocupa, porque si se aprueban como están proyectadas, limitarían los derechos individuales y colectivos a informar, comunicar, opinar e interpretar, como determina la CPE.

Esta nota no existiera si el Presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados me hubiera permitido usar mis derechos a la palabra y a la réplica, en esa Audiencia Pública.

Les aluda:

 

Remberto Cárdenas Morales

Ex secretario Ejecutivo de la CSTPB

y actual editor del semanario Aquí

 

lucha de nuestros pueblos

España 1936

La CNT, las milicias y el ejército popular

Miguel GONZÁLEZ INESTAL

Grande es la gesta que el pueblo español está escribiendo con su sangre. Todo lo grande que es el hecho de que un pueblo desarmado, con solo su idealismo generoso y su anticipado sacrificio de la vida, sin preparación especial alguna, neutralizara primero y rechazara después, en lucha violenta, a un enemigo preparado para el combate, dotado de todos los medios y complicidades. Sólo una cosa hay que pueda serie equiparada. Una figura colectiva que llena toda la historia de nuestra época: el miliciano.

http://revistapolemica.files.wordpress.com/2013/08/1.jpg?w=627&h=399

Surge espontáneo y en todas partes con características muy parecidas. En el norte, en el sur, en el este y en el centro. En todas partes los llamamientos de las organizaciones hechos por la radio, por la prensa o personalmente, hallan la misma contestación: movilización en masa desde los puntos más céntricos a los más apartados rincones. En la España, hoy leal, y en la parte ocupada por los facciosos, el llamamiento fue interpretado de la única manera que podía serlo: como un signo de debilidad, mejor dicho, de impotencia para los poderes constituidos, que debía ser suplida con la intervención violenta y vigorosa del proletariado.

El sentimiento trágico de la vida y la conciencia del momento lanzaban fuera de sus talleres, fábricas y obras a los trabajadores que, vigilantes, salían a la calle día y noche dispuestos a ofrendar su vida para impedir la victoria del fascismo. Llegado el momento supremo, a falta de armas oponía al enemigo la muralla de sus cuerpos, el coraje altivo de quien renuncia a todo, hasta a la vida, para triunfar.

Por la intuición de esta necesidad, los hombres que hasta el día anterior eran simples trabajadores en el más alto sentido civil de la palabra, se convertían en milicianos, en hombres que por su voluntad abandonaban transitoriamente sus trabajos para marchar hacia lugares donde el peligro llamaba, Sin plan preconcebido, es cierto; pero ni por la calidad de los combatientes ni por la velocidad con que se desarrollaban los acontecimientos, se podía pedir otra cosa. A partir de este momento, la intuición suplía a la técnica y la improvisación al cálculo.

Las milicias

La lucha, en la medida que se alarga, va imponiendo sus exigencias. El Estado carecía de autoridad moral y de la consistencia orgánica para llenar su cometido de carácter inmediato. Sólo las organizaciones participantes en la lucha antifascista tenían el prestigio necesario sobre sus afiliados y éstos se encontraban ligados ya a ellas por ideología, por razones de tradición y por una disciplina practicada durante muchos años en la lucha continuada contra el capitalismo y sus secuaces.

Precisamente en esta época fue cuando se puso a prueba la capacidad de las organizaciones y el sacrificio de los trabajadores. Ellas debieron improvisar las milicias, darles una moral colectiva que supliera la disciplina rota con la sublevación del Ejército. Ellas hicieron comprender al proletariado el profundo abismo entre la revolución y el pillaje. Ellas fueron creando las industrias de guerra. Ellas fueron seleccionando los mandos entre los más capaces. Ellas organizaban el abastecimiento de los frentes. Ellas daban unidad a la guerra por medio de la naciente y prestigiosa Comandancia de Milicias.

Hacia el Ejército Popular

Las milicias populares cumplieron su misión histórica, como la cumplirá el Ejército Popular. Instrumentos fueron de nuestra defensa activa mientras la necesidad y la experiencia creaban las condiciones previas para ser mejoradas con el Ejército Popular.

En el orden orgánico no bastan ya agregados humanos limitados por la capacidad o la cuquería reclutadora de cada organización o partido; necesitábamos una fórmula uniforme en la movilización y empleo de los combatientes. Era preciso saber en cada momento el número y estado de cada unidad, para conocer con garantía la forma en que podría ser utilizada. Estos problemas y otros muchos, dieron vida al Ejército Popular.

El Ejército Popular y el mando único

El mando único es el complemento forzoso de todo ejército en movimiento cuando se trata de actuar en grandes planos y a base de grandes unidades. De ahí que íntimamente vinculada a la idea de Ejército Popular, fuera la de mando único. Mando único sobre los hombres y las cosas, sobre las propias organizaciones y por encima de sus intereses de momento.

Había que supeditar la iniciativa particular a las necesidades generales, racionalizar el empleo de hombres, armas, municiones, medios de transporte. Precisaba centralizar la información en un órgano capaz de sacar partido de ella, conjugando los diversos factores que debían ser utilizados. Debíanse, en una palabra, utilizar todos estos elementos allí donde aconsejaba la posesión de estos datos, y esto solo podía hacerse con ventaja cuando un órgano, el mando, tuviera potestad sobre los hombres y las cosas.

La CNT en las milicias y el mando único

2054708De la CNT fueron los militantes que en Cataluña pagaron su más claro tributo en los inicios de la lucha. Confederados eran en una proporción de 75 por 100 los trabajadores que en Guipúzcoa arrancaron de manos de los militares las armas y las empuñaron después para oponerse a su avance, después de haber tomado al asalto el Gran Casino, el hotel María Cristina y los cuarteles de Loyola. Confederados hubo desde el primer día en torno a los cuarteles de Gijón y confederados eran, en gran parte, los que acudieron a proteger la provincia contra el fascismo triunfante en la llanura castellana, y, por fin, confederados en gran proporción formaban entre los milicianos en Málaga y en Andalucía. Las milicias formadas ya por la CNT de la forma regular en que lo permitían las circunstancias, fueron acudiendo a los lugares de mayor peligro.

Madrid pudo evitar un asedio terrible gracias a las milicias confederales que, en la columna del Rosal, acudieron a proteger las presas de Lozoyuela; y Guadalajara fue protegida en Sigüenza por milicias libertarias. En todas partes donde desesperadamente se lanzó el fascismo contra Madrid, encontró en las primeras filas milicias pertenecientes a la CNT.

En la toma del cuartel de Simancas, en la defensa desesperada de Irún, en el avance hacia el Aragón dominado, en el cerco de Teruel, en la defensa del camino de Málaga, de Toledo, de Jaén, de Guadix, en el ataque a Mallorca, intervenían milicias confederales.

Podríamos citar nombres de unidades integradas y mandadas por confederados que el día anterior habían abandonado el taller, la obra, la fábrica y la oficina, tal vez sin pensar que el futuro les deparaba la necesidad de ser soldado o de ocupar puestos sobre los cuales había de gravitar la responsabilidad de mandar muchos hombres al combate; más que nadie tiene derecho a ello la CNT, de la cual puede asegurarse que desde el primer momento luchan en los frentes más hombres que de los restantes partidos y organizaciones. Merece destacarse este hecho, pues los hombres de la CNT aparte de nutrir las milicias propiamente confederales, formaban en todas partes, aún en aquellas patrocinadas por organizaciones de otras tendencias, incluso de los partidos que monopolizan para sí las glorias de todos los combatientes.

El Ejército de Madrid, en sus días aciagos, pudo comer, sirva de testimonio el propio general Miaja, gracias a la Intendencia confederal.

Su capacidad de organización le permitió, en escasamente dos meses, transformar en soldados a cerca de 50.000 confederados del Ejército del Centro, y así podríamos extendernos indefinidamente, porque en Cataluña, la CNT, fue el crisol en que se fundieron los valores civiles para trocarse en genios militares y lo mismo en Levante y en todos los frentes de combate.

La CNT, pese a todos, transformó en Ejército sus milicias, preconizó y sigue preconizando el Mando único, y hoy, transcurrido un año de lucha en que más de medio millón de hombres se bate en los frentes, puede enorgullecerse de que una buena parte proceda de sus sindicatos y que el modelo —hombres y unidades— del Ejército Popular son precisamente los procedentes de la CNT.

Ese es el balance de un año. Podrán correr la tinta, la insidia e insinuarse la malicia más o menos visible. Podrá hablarse de Frente Popular y negar toda posibilidad al Frente Antifascista. Lo que nadie podrá hacer es borrar la profunda huella dejada por los hombres de la CNT en su lucha contra el fascismo, última forma y baluarte del capitalismo.

Miguel González Inestal fue secretario de la CNT en San Sebastián en 1936. La CNT le requirió como subcomisario general y fue nombrado Delegado de CNT en el Estado Mayor Central, donde trabajó hasta el final de la guerra. Exiliado en Chile, regresó años después a España. Escribió biografías de señalados anarquistas y participó en la reconstrucción del movimiento libertario. Este artículo lo publicó al año de iniciarse la guerra, y refleja las vicisitudes que tuvo que afrontar el movimiento libertario ante el proceso de militarización.

Publicado enPolémica, n.º 22-25, julio 1986

La Revolución Española

Etiquetado: CNT, Guerra Civil, Revolución Española

 

A 77 años de la revolución española

Las vigentes lecciones de España

Andrés

En la ciudad faltaba alimento y energía eléctrica. Los bombardeos con artillería pesada sobre la retaguardia y la presión feroz sobre el frente, habían producido que regimientos de soldados retrocedan incesantemente y se amontonaran incluso en las paradas del metro.

Después de la desastrosa campaña del Ebro, la moral del ejército y de la masa trabajadora estaba por los suelos. Finalmente, el 23 de enero de 1939, Cataluña, el foco principal de la Revolución española, cayó en manos del ejército de Franco. Militarmente perder Cataluña no era de importancia estratégica, pero sí lo fue en el ámbito político. A partir del momento, la agonía de la II República era imparable…

La revolución española, que dio comienzo el 19 de julio de 1936, es una experiencia invalorable para la clase trabajadora mundial y para la izquierda que se considera revolucionaria. Es que las derrotas son así. Muestran descarnadamente la validez, insuficiencias, caducidad o falsedad de los programas políticos puestos en acción por las fuerzas sociales en el escenario histórico. No obstante, resulta llamativo que ni el movimiento obrero mundial ni la izquierda contemporáneos pongan su mirada en las lecciones estratégicas que arrojó la experiencia española. Esta “desatención” parece tener dos causas. Una primera causa histórica: después de la derrota de la clase obrera española en la guerra civil por el franquismo y en la guerra política por el estalinismo, el movimiento obrero revolucionario tuvo que afrontar el desastre de la Segunda Guerra Mundial y a partir de ahí, muchas de sus conquistas y banderas políticas fueron simplemente defenestradas por el imperialismo y por ese monstruo de cien cabezas engendrado por la burocracia de la Unión Soviética. La segunda razón siendo que está íntimamente ligada a la primera, es también desde cierto ángulo, coyuntural: se refiere a la extrema debilidad actual de la vanguardia revolucionaria a nivel internacional, pese a las emergencias populares y obreras que se están dando en todos lados como resultado de la lucha contra la crisis capitalista.

El entramado político de la revolución española se compuso de varias fuerzas políticas y sociales en disputa, una disputa de tal profundidad y agudeza que, al final, la política no tuvo más camino que hablar el lenguaje de las armas en su máxima expresión: la guerra civil. Si bien esta guerra dividió al país en “dos bandos”; el “nacional” y el “republicano”, las mejores lecciones de esta experiencia se las puede hallar analizando con cuidado las fuerzas políticas actuantes en este último. Aunque hubo varios partidos funcionando en el bando republicano, siguiendo a Trotsky, se pueden agrupar tres tendencias principales; el democratismo burgués, el anarquismo y el socialismo revolucionario, y sólo dos programas: el menchevique y el bolchevique. Esto es, la revolución por etapas versus la revolución permanente.

Dos cosas planteó el menchevismo (al que ahora le dicen socialismo del siglo XXI, socialismo comunitario, indigenismo, la tercera vía, la vía nacional y popular y todo ese largo etc.) durante la guerra civil española: a) las transformaciones sociales empujadas por el pueblo español y sobre todo por su clase obrera, no podían más que resolver tareas estrictamente democráticas (reparto de tierras, extensión de las instituciones burguesas, industrialización, etc.) y, b) la revolución no era el asunto principal de la situación política, sí lo era concentrar todos los esfuerzos por vencer —militarmente— al ejército de Franco. En su lógica, todos los esfuerzos de la clase obrera por salirse de los márgenes “democráticos” de la lucha social era anticipada y nefasta por lo que había que combatirla con todas las fuerzas. Este era el marco social del balance del partido comunista, del partido socialista e incluso de la dirección anarquista, que les llevó a su obvia conclusión política: había que sellar acuerdos con la burguesía “democrática”.

Por su lado, el programa bolchevique sintetizaba los aspectos trascendentales de la teoría de la revolución permanente, en; a) las tareas democráticas (por ejemplo liquidar el latifundio en el campo) no se pueden resolver si el poder no pasa a manos del proletariado en alianza con los campesinos, b) los métodos de la revolución socialista, son los únicos capaces de convertir a la masa campesina en firme aliado de la revolución y en fiera enemiga del fascismo, y c) los problemas militares que planteó la guerra civil, están subordinados a la dirección política de la revolución y no separados de sus principales tareas.

El desarrollo rápido y brutal de los acontecimientos —como no podía ser de otro modo en una guerra civil—, allanó el camino para que uno de los dos programas se imponga en el bando republicano. Finalmente, los partidos mencheviques impusieron su dirección política y con ello condujeron a la derrota militar a los trabajadores. De por medio, las corrientes políticas vacilantes —que oscilan entre la revolución y el reformismo— fueron simplemente aniquiladas. Una de ellas, el anarquismo, no pudo nunca más y en ninguna parte del mundo, tener la fuerza que alguna vez gozó en España. Ni duda cabe, la lección más importante de este dantesco como maravilloso suceso histórico es que aun contando con una clase obrera sacrificada y con gran conciencia de clase (Trotsky apuntaba que los obreros españoles de 1936 que fueron derrotados, tenían mayor grado de conciencia que los obreros rusos de 1917 que sí consiguieron la victoria) si en un período tendiente a la revolución no está presente la subjetividad condensada de la clase, el partido revolucionario, no es posible hablar de victoria.

A 77 años de aquella revolución, vivimos una época de grandes convulsiones provocadas por la agonía mundial del sistema capitalista. En uno y otro lado (Medio Oriente, Europa del Sur, América Latina), las masas ya han dado muestras enormes de disposición para la lucha, pero más que nunca se visibiliza la ausencia de una real dirección revolucionaria para dar una salida anti-capitalista a los levantamientos. En el siglo XX, España planteó con la mayor crudeza esa ausencia que aun arrastramos hasta nuestros días: “Los cuadros revolucionarios actualmente se agrupan bajo la bandera de la IV Internacional. Ha nacido bajo el estruendo de la derrota, para conducir a los trabajadores a la victoria”, decía el fundador de la IV.

Sus sucesores tenemos que luchar por materializar en todos sus términos esa voluntad. Será la luz en el camino de un largo ciclo de derrotas del que hasta ahora no nos podemos sacudir.

Masas N° 2318 del 19/07/2013 Órgano Central del Partido Obrero Revolucionario (POR)

http://www.masas.nu/Boton-Masas/Masas%20pdf/Masas%202318.pdf

 

 

 

lecturas

Gabriel García Márquez:

El Fidel Castro que yo conozco

13 agosto 2009 

Granma

idel Castro y Gabriel García Marquez

Su devoción por la palabra. Su poder de seducción. Va a buscar los problemas donde estén. Los ímpetus de la inspiración son propios de su estilo. Los libros reflejan muy bien la amplitud de sus gustos. Dejó de fumar para tener la autoridad moral para combatir el tabaquismo. Le gusta preparar las recetas de cocina con una especie de fervor científico. Se mantiene en excelentes condiciones físicas con varias horas de gimnasia diaria y de natación frecuente. Paciencia invencible. Disciplina férrea. La fuerza de la imaginación lo arrastra a los imprevistos. Tan importante como aprender a trabajar es aprender a descansar.

Fatigado de conversar, descansa conversando. Escribe bien y le gusta hacerlo. El mayor estímulo de su vida es la emoción al riesgo. La tribuna de improvisador parece ser su medio ecológico perfecto. Empieza siempre con voz casi inaudible, con un rumbo incierto, pero aprovecha cualquier destello para ir ganando terreno, palmo a palmo, hasta que da una especie de gran zarpazo y se apodera de la audiencia. Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante, que sólo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo. Es el antidogmático por excelencia.

José Martí es su autor de cabecera y ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente sanguíneo de una revolución marxista. La esencia de su propio pensamiento podría estar en la certidumbre de que hacer trabajo de masas es fundamentalmente ocuparse de los individuos.

Esto podría explicar su confianza absoluta en el contacto directo. Tiene un idioma para cada ocasión y un modo distinto de persuasión según los distintos interlocutores. Sabe situarse en el nivel de cada uno y dispone de una información vasta y variada que le permite moverse con facilidad en cualquier medio. Una cosa se sabe con seguridad: esté donde esté, como esté y con quien esté, Fidel Castro está allí para ganar. Su actitud ante la derrota, aun en los actos mínimos de la vida cotidiana, parece obedecer a una lógica privada: ni siquiera la admite, y no tiene un minuto de sosiego mientras no logra invertir los términos y convertirla en victoria. Nadie puede ser más obsesivo que él cuando se ha propuesto llegar a fondo a cualquier cosa. No hay un proyecto colosal o milimétrico, en el que no se empeñe con una pasión encarnizada. Y en especial si tiene que enfrentarse a la adversidad. Nunca como entonces parece de mejor talante, de mejor humor. Alguien que cree conocerlo bien le dijo: Las cosas deben andar muy mal, porque usted está rozagante.

Las reiteraciones son uno de sus modos de trabajar. Ej.: El tema de la deuda externa de América Latina, había aparecido por primera vez en sus conversaciones desde hacía unos dos años, y había ido evolucionando, ramificándose, profundizándose. Lo primero que dijo, como una simple conclusión aritmética, era que la deuda era impagable. Después aparecieron los hallazgos escalonados: Las repercusiones de la deuda en la economía de los países, su impacto político y social, su influencia decisiva en las relaciones internacionales, su importancia providencial para una política unitaria de América Latina… hasta lograr una visión totalizadora, la que expuso en una reunión internacional convocada al efecto y que el tiempo se ha encargado de demostrar.

Su más rara virtud de político es esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas… pero esa facultad no la ejerce por iluminación, sino como resultado de un raciocinio arduo y tenaz. Su auxiliar supremo es la memoria y la usa hasta el abuso para sustentar discursos o charlas privadas con raciocinios abrumadores y operaciones aritméticas de una rapidez increíble.

Requiere el auxilio de una información incesante, bien masticada y digerida. Su tarea de acumulación informativa principia desde que despierta. Desayuna con no menos de 200 páginas de noticias del mundo entero. Durante el día le hacen llegar informaciones urgentes donde esté, calcula que cada día tiene que leer unos 50 documentos, a eso hay que agregar los informes de los servicios oficiales y de sus visitantes y todo cuanto pueda interesar a su curiosidad infinita.

Las respuestas tienen que ser exactas, pues es capaz de descubrir la mínima contradicción de una frase casual. Otra fuente de vital información son los libros. Es un lector voraz. Nadie se explica cómo le alcanza el tiempo ni de qué método se sirve para leer tanto y con tanta rapidez, aunque él insiste en que no tiene ninguno en especial. Muchas veces se ha llevado un libro en la madrugada y a la mañana siguiente lo comenta. Lee el inglés pero no lo habla. Prefiere leer en castellano y a cualquier hora está dispuesto a leer un papel con letra que le caiga en las manos. Es lector habitual de temas económicos e históricos. Es un buen lector de literatura y la sigue con atención.

Tiene la costumbre de los interrogatorios rápidos. Preguntas sucesivas que él hace en ráfagas instantáneas hasta descubrir el por qué del por qué del por qué final. Cuando un visitante de América Latina le dio un dato apresurado sobre el consumo de arroz de sus compatriotas, él hizo sus cálculos mentales y dijo: Qué raro, que cada uno se come cuatro libras de arroz al día. Su táctica maestra es preguntar sobre cosas que sabe, para confirmar sus datos. Y en algunos casos para medir el calibre de su interlocutor, y tratarlo en consecuencia.

No pierde ocasión de informarse. Durante la guerra de Angola describió una batalla con tal minuciosidad en una recepción oficial, que costó trabajo convencer a un diplomático europeo de que Fidel Castro no había participado en ella. El relato que hizo de la captura y asesinato del Che, el que hizo del asalto de la Moneda y de la muerte de Salvador Allende o el que hizo de los estragos del ciclón Flora, eran grandes reportajes hablados.

Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí, una comunidad integral y autónoma, capaz de mover el destino del mundo. El país del cual sabe más después de Cuba, es Estados Unidos. Conoce a fondo la índole de su gente, sus estructuras de poder, las segundas intenciones de sus gobiernos, y esto le ha ayudado a sortear la tormenta incesante del bloqueo.

En una entrevista de varias horas, se detiene en cada tema, se aventura por sus vericuetos menos pensados sin descuidar jamás la precisión, consciente de que una sola palabra mal usada puede causar estragos irreparables. Jamás ha rehusado contestar ninguna pregunta, por provocadora que sea, ni ha perdido nunca la paciencia. Sobre los que le escamotean la verdad por no causarle más preocupaciones de las que tiene: El lo sabe. A un funcionario que lo hizo le dijo: Me ocultan verdades por no inquietarme, pero cuando por fin las descubra me moriré por la impresión de enfrentarme a tantas verdades que han dejado de decirme. Las más graves, sin embargo, son las verdades que se le ocultan para encubrir deficiencias, pues al lado de los enormes logros que sustentan la Revolución los logros políticos, científicos, deportivos, culturales, hay una incompetencia burocrática colosal que afecta a casi todos los órdenes de la vida diaria, y en especial a la felicidad doméstica.

Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo contradicen, le reclaman, con un canal de transmisión inmediata por donde circula la verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el resplandor de su propia imagen no deja ver. Este es el Fidel Castro que creo conocer: Un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciables, con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues e incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal.

Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal. Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia.

Lo he oído en sus escasas horas de añoranza a la vida, evocar las cosas que hubiera podido hacer de otro modo para ganarle más tiempo a la vida. Al verlo muy abrumado por el peso de tantos destinos ajenos, le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, y me contestó de inmediato: pararme en una esquina.

 

Informe de la APDHLP sobre muerte de dos jóvenes en Caranavi (2010)

Va como anexo en PDF

Redactores:

La Paz: Marco Antonio Fernández Alanoca, Sulma Echaverría García, Isabel Pomier, Wilfredo Pomar Miranda y José Julián Sirpatico. Cochabamba: Alonso Contreras Baspineiro, Fernando Méndez Terrazas y Claudia Zegarra Rivero. Santa Cruz: Alejandro Dausá.  Sucre: Roberto Valdiviezo Luna. Potosí: Héctor Hinojosa Rodríguez y Rosa Laime Muñoz. Trinidad: Fanthy Velarde. Madrid (España): Carlos M. Caravantes García.

Sobre el Comandante de Nuestra América: www.chebolivia.org

De la Redacción:

Las notas firmadas expresan los criterios de los autores.

Radio en vivo

Instituciones amigas